Riesgo de acopio de “frijol de papel”: Matuk

 

Existe el riesgo de que se puedan presentar nuevamente casos de “frijol de papel”, debido a que hay empresas que fueron autorizadas para el proceso de acopio y hasta el momento no han habilitado bodegas con este propósito, pues solamente tres empresas compran la producción del alimento en la entidad, señaló el diputado Carlos Matuk López de Nava.

Al referirse a la situación que se presenta en relación con las empresas que participan en el proceso de comercialización del frijol correspondiente al ciclo agrícola primavera-verano del 2015,el legislador y secretario de la Comisión de Asuntos Agrícolas en el Congreso del estado, manifestó que aunque hasta el momento no se han reportado anomalías en cuanto al acopio de la leguminosa, existe el riesgo de que posteriormente se pretenda acreditar la recepción del producto fuera de tiempo, como ha sucedido con anterioridad.

Recordó el legislador que al inicio del proceso de acopio del frijol por parte de Aserca la paraestatal autorizó a un total de 13 empresas para que abrieran bodegas en distintos puntos de la entidad e iniciaran el proceso de captación de las cosechas que se lograron durante el ciclo mencionado anteriormente.

Sin embargo, hasta el momento solamente se tiene conocimiento de tres empresas que desde hace algunas semanas abrieron bodegas para empezar a recibir la producción de frijol que se obtuvo durante el 2015, sin que se tenga conocimiento sobre la participación de las otras 10 que tienen autorización.

El legislador puntualizó que en el caso de las tres empresas que compran actualmente frijol a los campesinos de la entidad, no se han presentado quejas pues además de que aceptaron pagar a más de 11.00 pesos el kilogramo del alimento, lo cual ya es favorable para los productores, también están cubriendo la liquidación total a los agricultores en un lapso que no supera la semana, es decir prácticamente pagan de contado las cosechas que captan.

Estos dos factores han hecho que la mayoría de los productores han optado por llevar sus cosechas a las empresas que están funcionando actualmente, aunque no descartó el riesgo de que las otras que cuentan con autorización y no tienen bodegas, después aparezcan con informes sobre captación de la leguminosa y soliciten el pago correspondiente ante Aserca, aunque se trate de un acopio realizado solamente el papel, como ha sucedido en años anteriores, cuando se han presentado casos similares.