Rinde protesta sustituta de alcaldesa asesinada en estado mexicano de Morelos

41a680ea-458a-4f99-9912-e122f3eb1450México, 19 ene (EFEMEX).- La maestra jubilada Irma Camacho protestó hoy como alcaldesa del municipio mexicano de Temixco en una ceremonia efectuada en una sede alterna debido a que el Ayuntamiento está tomado por familiares y seguidores de la anterior presidenta municipal, Gisela Mota, asesinada el pasado 2 de enero.

De acuerdo con reportes de medios locales, el Tribunal Electoral del estado de Morelos deberá analizar la legalidad de la toma de protesta, efectuada la madrugada de este martes a puertas cerradas en el salón de un hotel, pues en el evento no estuvieron presentes todos los regidores.

Camacho aseguró en rueda de prensa que ya notificó al Tribunal del acto. “Estamos en espera únicamente de la resolución” del órgano judicial, añadió.

Asimismo, aseguró en las siguientes horas buscará un diálogo con los simpatizantes de Mota para lograr que le permitan ingresar al Ayuntamiento y asumir sus funciones.

Irma Camacho fue nombrada alcaldesa sustituta de Temixco luego de que el pasado 2 de enero sicarios del crimen organizado asesinaran a balazos a Mota apenas un día después de que asumiera el cargo.

En una entrevista con Efe la semana pasada, la ahora alcaldesa admitió sentir rabia e impotencia por el asesinato de su predecesora y afirmó que gobernará “sin temor” y con “mano dura”.

Contó que la gente de Temixco está “destrozada, desconfiada”, por lo que trabajará de la mano del cabildo para reforzar la seguridad en el municipio.

Tras el asesinato de Mota se desarrolló una operación policial que se saldó con la muerte de dos presuntos delincuentes y la detención de otros tres, entre ellos un menor de edad, a quienes se les ha imputado el delito de homicidio calificado.

El asesinato de Mota fue atribuido a Los Rojos, uno de los grupos criminales más sanguinarios, como quedó de manifiesto con la difusión por televisión de unas imágenes grabadas con el teléfono móvil de uno de los asesinos de Mota en las que se ve cómo los sicarios descuartizan a una persona no identificada y comentan la acción entre risas. EFEMEX