Inicio > Noticias > Local > Rinden homenaje a Tejada Espino.

Rinden homenaje a Tejada Espino.

Este primero de enero se dio a conocer el fallecimiento del Licenciado Luis Ángel Tejada Espino, político, catedrático, conferencista y escritor duranguense, distinguido por siempre luchar por las causas sociales, a favor de los humildes y siempre en busca de opciones que ayudarán al estado mejorar.

De ésta manera, el Comité Directivo Estatal del PRI, encabezado por su presidente Enrique Benítez Ojeda, este día rindieron un homenaje luctuoso de cuerpo presente a quien fuera presidente del PRI Estatal durante el período de 1980 a 1983.

Así, con la presencia del delegado del comité ejecutivo nacional del PRI en el estado, Roberto Padilla Marquez, así como del secretario regional el ejecutivo nacional Arturo Yáñez Cuéllar, los integrantes del Comité Estatal, ex presidentes del Comité, su viuda la señora María Elena Partida Romero, sus hijos y familiares, recibieron su féretro en medio de aplausos y arreglos florales, reconociendo su incansable labor.

Benítez Ojeda reconoció, las diferentes labores realizadas por el licenciado Tejada Espino, afirmando que la mejor manera de despedir a una persona con grande trayectoria y que deja huella no solo entre los priistas sino en toda la sociedad duranguense, es en su casa; “nosotros quisimos rendirle en su casa este sentido homenaje, porque fue un hombre que sintió toda su vida el partido, que vivió por el partido y que honrosamente militó y dirigió la época dorada del priismo, junto con Pedro Ávila Nevarez y Aniceta Cardenas” dijo.

Por su parte, un gran amigo y entrañable hermano por decisión, Gabriel Arce Rodríguez, dijo que Tejada Espino es una de las principales columnas vertebrales del priismo duranguense, ya que fue el primero en abrir las puertas de la CNOP a los dirigentes estudiantiles y jóvenes, capacitandolos y sembrando aquella semilla de amor para ayudar siempre a los que menos tienen; “afortunadamente yo due uno de esos líderes estydiantes a los que les brindó esa oportunidad y posteriormente nos hicimos grandes amigos, por esta razón y sin duda lo digo se fue un gran político, que no huía como los ratones cuando el agua se metía al barco y sin duda dejará un gran hueco difícil de llenar” afirmó.

De esta manera, el Comité Estatal montó una guardia de honor alrededor del féretro en dónde yacían los restos y guardaron un minuto de silencio, para después despedirlo nuevamente entre aplausos y demostraciones de cariño a sus familiares.

“Se nos va un grande, la enciclopedia del PRI, un hombre generoso que, siempre ayudo a quien lo necesito y no dudo ni titubeo en ningún momento, se nos va un amigo entrañable, pero nos deja su legado de trabajo y de libros escritos” concluyó Benítez Ojeda.

%d bloggers like this: