Rinitis alérgica, enfermedad que se incrementa en temporada de calor

  • En esta época de calor aumentan los casos por sensibilidad al polen, al humo de tabaco y al polvo

En esta época de calor es más común la aparición de rinitis alérgica, como reacción por la presencia de polen, ácaros que se alojan en el polvo casero, muñecos de peluche o en el pelo de los animales, lo que provoca rinitis estacionaria, la cual representa hasta 40 por ciento de los casos de padecimientos alergénicos en épocas de intenso calor, como primavera y verano.

Obstrucción y comezón nasal, estornudos continuos, picor de ojos y goteo nasal, son síntomas de la rinitis alérgica, la cual afecta a la mucosa nasal. En esta época de calor es más común debido a que el polen (partículas diminutas de árboles, pasto, malezas y flores) flota en mayor cantidad en el aire y provoca alergias en personas sensibles.

Así lo señaló la Coordinación de Información Médica en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Durango, precisó que esta enfermedad, en el 85 por ciento de los casos afecta a niños, con una mayor incidencia entre los cuatro y seis años de edad.

Por esta razón, puntualizaron que los padres deben estar conscientes de la existencia de esta enfermedad y de sus síntomas, pues en caso de no ser atendida con oportunidad pueden originar complicaciones crónicas de obstrucción nasal, como el aumento de adenoides, sinusitis u otitis, lo cual afecta la atención en clases e incrementa el número de faltas a la escuela.

Explicaron que la rinitis se puede exacerbar por la exposición a algunas sustancias tóxicas que se utilizan para la limpieza, así como por la contaminación ambiental, y causar en los niños y adultos problemas para dormir, trabajar, hacer ejercicio o realizar actividades cotidianas.

Independientemente de las causas, la forma de prevenir la alergia es estableciendo medidas de control ambiental, que empiezan con una adecuada higiene de la nariz para evitar la acumulación de moco e infección; incluyen el no exponerse a cambios bruscos de temperaturas y sobre todo, evitar la convivencia con factores irritables como el humo del tabaco y el polvo casero que se aloja especialmente en tapetes, muebles y muñecos de peluche.

Precisaron que las personas que tengan los síntomas en lo que se sospeche se padecer rinitis deben acudir con el médico familiar, para que su diagnóstico se haga en forma correcta, para que se suministre el tratamiento más adecuado, que va desde las medidas de control ambiental hasta medicamentos, incluso los de tipo profiláctico o la inmunoterapia (aplicación de vacunas especificas), en caso de que se constate que se padece alergia.