Rinofaringitis aguda, afección respiratoria frecuente por frío

faringitisGuadalajara, 7 Ene (Notimex).- Debido al frío intenso en la zona de los Altos en Jalisco, se registra un mayor número de enfermos con rinofaringitis aguda, afección que puede tener complicaciones en niños y adultos mayores, afirmó la especialista Nydia Vallejano Martínez.

Señaló que malestar general, tos, abundante flujo nasal, epífora o lagrimeo continuo, disfagia o dificultad para comer y odinofagia o dolor de garganta, además de fiebre, son los principales síntomas de la rinofaringitis aguda, enfermedad que durante el invierno afecta con mayor frecuencia a pobladores de esa región jalisciense.

Vallejano Martínez, jefa de Consulta de la Unidad de Medicina Familiar No. 177 del IMSS en Lagos de Moreno, sostuvo que las condiciones climáticas causan afectaciones de origen viral entre la población de municipios aledaños a dicha zona.

“En estos casos, lo primero es evitar las complicaciones de la enfermedad, sobre todo en personas en los extremos de la vida, es decir, niños y adultos mayores”, consideró.

La rinofaringitis aguda de origen viral es uno de los tres primeros motivos de consulta en nuestras unidades de primer nivel de atención médica todos los días”, indicó.

Asimismo, estimó importante tomar medidas higiénico-preventivas en casa, a fin de impedir que se propaguen microorganismos entre los integrantes de la familia.

Entre ellas están el lavado constante de manos y la limpieza adecuada de utensilios de cocina así como evitar el intercambio de objetos de uso personal (como toallas, cepillos de dientes, entre otras) y no exponerse a cambios bruscos de temperatura.

“Hay que beber abundantes líquidos, agua simple o preparada con frutos de temporada, no exponernos a lugares donde hay muchas personas, caso de los centros comerciales e incluso los hospitales, donde hay gente predispuesta a enfermarse.

También, debemos aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina C, eso es muy importante para prevenir patologías infectocontagiosas”, aseveró la experta del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Lamentó que aunque muchos derechohabientes acuden al médico y éste les detecta algún factor de riesgo, son pocos los que procuran un seguimiento.

“Simplemente hacen a un lado las indicaciones del especialista y hasta el tratamiento, por lo que es necesario tomar las riendas de la propia salud, mejorando el estilo de vida, mucho antes de que ésta se vea mermada”, advirtió.

En esta temporada, por ejemplo: “al estornudar debemos cubrirnos con la parte interna del codo y no descuidar el consumo de frutas y verduras en nuestra dieta diaria” porque el abuso de carbohidratos y grasas contribuye a la disminución de las defensas orgánicas.

Además de provocar aumento de peso, que ya no se puede perder en el transcurso del año, sobre todo si se lleva una vida sedentaria, acotó la especialista.