Rivera Carrera exhorta a recibir con alegría mensaje del Papa

Fotografía: elbigdata.mx

Fotografía: elbigdata.mx

México, 31 Ene (Notimex).- El cardenal Norberto Rivera Carrera exhortó a los mexicanos a estar preparados para aceptar no solo “una parte de lo que nos diga el Papa Francisco, “sino para recibir todo su mensaje con alegría”.

Al término de la misa en la Catedral Metropolitana, explicó que el sumo pontífice con su carta encíclica Laudato SI, Sobre el cuidado de la casa común, ha recibido grandes felicitaciones, pero también críticas de quienes ven afectados sus intereses al procurar un ambiente más sano y justo.

El arzobispo advirtió que algo similar ocurre en otros temas sobre los que se ha pronunciado el obispo de Roma, entre ellos el aborto o los matrimonios entre personas del mismo sexo.

“Ha anunciado el respeto y la dignidad de quien está en el vientre materno y eso a mucha gente no le gusta”.

“El Papa habla del amor y el respeto que se debe tener a las personas de preferencias sexuales diversas, pero ya no nos gusta tanto cuando dice claramente que el matrimonio es entre un hombre y una mujer”.

“Por eso hay que estar preparados, no para aceptar una parte de lo que nos diga el Papa, sino para recibir todo su mensaje con alegría”, insistió ante fieles católicos.

Durante su homilía, Rivera Carrera recordó que en la historia del cristianismo hay grupos que con gusto aceptan las palabras piadosas y espirituales de Jesús, pero ponen mala cara a su mensaje de justicia y liberación.

“Otros, por el contrario, son sensibles a las diatribas de Jesús contra los escribas y fariseos, pero no sintonizan con su mansedumbre, misericordia y su mensaje de perdón”.

“La solución para evitar que la doctrina de Jesús resulte signo de contradicción es aceptarla toda entera y no estarla acomodando a nuestros propios criterios”, concluyó.

En otro tema, el cardenal Rivera Carrera comentó que de nada sirven la ciencia, la técnica, los actos heroicos y los mejores programas, sino se encamina al desarrollo integral del ser humano.

En su última homilía de enero, celebrada en la Catedral Metropolitana, el arzobispo primado de México hizo mención a la primera lectura, la cual presenta el elemento religioso más importante del antiguo testamento: la profecía y/o el profeta.