Roth tiñe de luto el jurado del Premio Princesa de Asturias de las Letras

ABC.es

Oviedo (España), 23 may (EFE).- El fallecimiento en Nueva York del escritor estadounidense Philip Roth tiñó hoy de luto la reunión del jurado del Premio Princesa de Asturias de las Letras 2018, un galardón que recibió en 2012, según señaló al inicio de sus deliberaciones el autor cubano Leonardo Padura.

“Me siento un poco de luto, Roth es para mí un ejemplo de lo que puede ser un escritor comprometido con su tiempo y su sociedad”, apuntó el novelista caribeño, Premio Princesa de Asturias de las Letras en 2016, tras calificarlo de “gran maestro como escritor y como persona”.

El padre del detective Mario Conde incidió además en la “increíble valentía” mostrada por el autor de “Pastoral americana” cuando decidió jubilarse hace dos años dado que “es muy difícil” para un escritor afirmar, como él hizo, que ya había dicho todo lo que tenía que decir y que no lo podría decir mejor.

“Si en algún momento siento lo mismo, seguiré el ejemplo de Philip Roth”, añadió Padura.

Para la directora de la Fundación Princesa de Asturias, Teresa Sanjurjo, con Roth se pierde “a uno de los grandes del siglo XX”, al que una intervención quirúrgica de espalda en 2012 le impidió acudir a Oviedo (norte de España) a recoger un galardón del que había recibido buenas referencias de su amigo y compatriota Paul Auster, premiado en 2006.

Sanjurjo recordó que Roth se lo transmitió así cuando lo visitó en Nueva York para entregarle el diploma acreditativo del premio y que ironizó -comparando con el carácter de “dandi” de otro premiado como el mexicano Carlos Fuentes- con la ropa que habría tenido que utilizar para recibirlo, puesto que siempre compraba la misma para no “perder el tiempo” dado que tenía “mucho que escribir”.

Para el profesor y crítico literario Fernando Rodríguez Lafuente, que también formó parte del jurado que distinguió a Roth en 2012, el autor fallecido formaba parte de la trilogía de grandes narradores de la segunda mitad del siglo XX en Estados Unidos junto a Austery Don de Lillo.

Rodríguez Lafuente recordó que, pese a tratarse siempre de un jurado “muy complejo y abierto” en el que “nunca” hay unanimidad, en el caso del autor de “La mancha humana” sí hubo una mayoría notable a su favor dado que, a veces, no se galardona a un autor de ese nivel “y quien se resiente es el premio”.

Para el periodista Sergio Vila-Sanjuán, también integrante del jurado que premió a Roth, el autor fallecido combina la reflexión existencialista propia de su generación sobre el ser humano y sus problemas con el retrato social y político de la América de su tiempo en una obra “muy sintética. Escribía corto y se agradece”.

A su juicio, “la sombra de Roth es muy larga” tanto en Estados Unidos como en España a la hora de influir en otros escritores o en cineastas como Isabel Coixet, que llevó a la gran pantalla su novela “El animal moribundo” bajo el título de “Elegy”. EFE