Rusia asegura que no falló el lanzamiento de un cohete, sino que fue anulado

Moscú, 21 oct (EFE).- Rusia no falló, sino que anuló, el lanzamiento el pasado día 17 de un cohete balístico intercontinental en los ejercicios militares estratégicos “Trueno-2019” dirigidos por el presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró este lunes el Ministerio de Defensa en un comunicado.

El departamento publicó la nota poco después de que periódico “Védomosti” informase de que el submarino nuclear “Riazán” disparó uno, y no dos cohetes balísticos intercontinentales R-29R (SS-N-18, según la clasificación de la OTAN), como estaba previsto en el plan de los ejercicios.

Una fuente militar citada por el rotativo indicó que ello pudo deberse a un fallo en alguno de los sistemas del sumergible que transmiten la orden de lanzamiento.

“Las informaciones acerca de una situación extraordinaria durante los ejercicios estratégicos ‘Trueno-2019’ no se corresponden con la realidad”, afirmó el Ministerio de Defensa.

Sin embargo, admitió que estaba previsto el lanzamiento de un segundo cohete R-29R.

“Al evaluar la información sobre el estado técnico de uno de los cohetes del submarino ‘Riazán’ recibida antes de su lanzamiento, se tomó la decisión de no utilizarlo en el ejercicio”, recalcó.

Los R-29R forman parte de la familia de los primeros cohetes nucleares intercontinentales que construyó la Unión Soviética para emplazar en submarinos.

El primer lanzamiento desde un submarino de un cohete de esta clase, que tiene un alcance de 6.500 kilómetros, tuvo lugar en 1978. EFE