jueves, septiembre 24, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > Rusia condena a 3 años de cárcel opositores por supuesta agresión a policías

Rusia condena a 3 años de cárcel opositores por supuesta agresión a policías

Moscú, 4 sep (EFE).- Rusia condenó hoy a penas de 3 y 3,5 años de cárcel a dos opositores por supuesta agresión a la policía durante las protestas antigubernamentales del pasado 27 de julio.

En el caso de Kiril Zhúkov, un miembro de la Guardia Nacional le acusó de levantarle violentamente la visera del casco cuando integraba un cordón policial que impedía el avance de los manifestantes en el centro de Moscú. 

Según el fallo, Zhúkov fue condenado a 3 años de prisión por golpear al policía, al que habría causado “un dolor físico”, lo que fue puesto en duda por el abogado de la defensa.

Además, Yevgueni Kovalenko recibió tres años y medio de pena por golpear a un representante de las fuerzas del orden con un cubo de basura y empujar a otro desde una altura de casi dos metros.

La Justicia rusa condenó el miércoles a los dos primeros opositores por agredir a la policía durante dicha jornada de protestas no autorizadas: Danil Beglets fue sentenciado a dos años de prisión e Iván Podkopáev, a tres.

En virtud del artículo 318 del Código Penal, los cuatro podrían haber sido condenados a hasta cinco años de cárcel y, de hecho, esa es la pena que demandaba la Fiscalía.

El Comité de Derechos Humanos adscrito al Kremlin pidió al Comité de Instrucción, la Guardia Nacional y el Ministerio del Interior que investiguen el desproporcionado uso de la fuerza contra los manifestantes.

“En algunos casos los representantes de las fuerzas del orden cometieron serias violaciones de los derechos ciudadanos, tanto de los que participaban en los actos públicos como de los que no participaron”, señaló el comité.

En particular, denunciaron el uso de porras cuando el detenido no presentaba resistencia y se encontraba maniatado, o de recurrir a la violencia contra mujeres o inválidos.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo haber informado al presidente ruso, Vladímir Putin, sobre el caso de Daria Sosnóvskaya, que fue golpeada en el estómago por un policía, escena grabada que causó una gran indignación en círculos opositores.

Putin, que no dudó en calificar lo ocurrido de “disturbios”, aseguró que no quería que en la capital rusa se repitiera lo ocurrido con los “chalecos amarillos” en París. EFE

%d bloggers like this: