Ruth Romero Reza arribó a la llamada edad de los sueños e ilusiones

Maravillosa tarde de sorpresas y repleta de algarabía y bullicio fue la que  protagonizó la  jovencita Ruth Romero Reza por  sus quince años, los cuales los comenzó celebrando con una emotiva misa de acción de gracias la cual tuvo lugar en el templo de Nuestra Señora de los Ángeles, para dar gracias por sus quince años y por todas la bendiciones que ha recibido en su plena juventud.

Ruth llegó acompañada por sus padres los señores Martín Carmona Esparza y Azucena Reza Dévora, quienes la celebraron en grande por tan emotivo  acontecimiento, además elevaron sus oraciones al cielo por el bienestar de su hija.

Salvador Durán Flores y Martha Romero Marrufo tuvieron la oportunidad de fungir como sus padrinos de velación, los cuales en todo momento se sintieron felices de poder compartir este momento único al  lado de su ahora ahijada.

Durante la ceremonia el sacerdote celebrante le dedicó un bonito mensaje a la linda quinceañera,  la cual  muy atenta  lo escuchó  así como también todos los consejos a los que se refirió y donde le recordó que “Dios la llena de su amor, y que le ofrece sus dones sagrados, para que nunca pierda la fe, y  creer en Él siempre”.

Al finalizar la ceremonia religiosa la guapa Ruth fue protagonista de una elegante recepción la cual tuvo lugar en el salón “Casa México”, en donde ya le esperaba un hermoso montaje en su honor y al cual se dieron cita familiares y amigos cercanos para pasar una gran velada a su lado.

Durante la velada los asistentes degustaron de una exquisita cena la cual se acompañó de selectas bebidas preparadas y de una bonita mesa de postres, los cuales fueron preparados para esta grata celebración.

Durante la amena celebración la juvenil quinceañera estuvo acompañada también por su querido hermano el joven Héctor Ricardo Romero Reza, además de sus tíos y primos, quienes fueron los primeros en felicitarla y en desearle lo mejor en su día.

Posteriormente llegó el momento de bailar su primer vals al lado se su señor padre con un “pupurrí”, con el cual deleitaron a todos los presentes.

La celebración transcurrió en medio de un gran ambiente el cual disfrutaron todos los presentes, el cual siempre quedará en su memoria como un lindo recuerdo, muchas felicidades a la guapa debutante, por su presentación ante  sociedad.