Ryanair cancela 165 vuelos en Italia por la huelga de pilotos y tripulantes

Efetur

(actualiza el número de vuelos)

Roma, 25 jul (EFE).- La aerolínea Ryanair canceló hoy 165 vuelos en Italia debido a la huelga que llevan a cabo los pilotos y los tripulantes de cabina del grupo, informó a Efe una fuente del Ente de Aviación Civil italiana (ENAC).

La fuente añadió que aún no tienen datos sobre los vuelos que se verán afectados mañana.

La mayoría de las cancelaciones se han dado hoy en los aeropuertos de las norteñas Pisa, Bérgamo y Bolonia.

El paro en Italia, que durará hasta la medianoche del miércoles 25 de julio, fue convocado por la sección del transporte aéreo de la Federación Italiana de Trabajadores del Transporte (FILT-CGIL) y por Uiltrasporti.

En un comunicado conjunto, los sindicatos avanzaron que llevarán a cabo protestas en Pisa, Bérgamo, Milán (norte), Roma Ciampino y Nápoles (sur).

Justificaron la acción en defensa del “derecho a un convenio colectivo y al reconocimiento de los derechos de los trabajadores”, pues Ryanair “hasta ahora se ha negado a sentarse a debatir” con las organizaciones sindicales.

Los trabajadores piden un convenio acorde con “el derecho italiano” que garantice “todas las protecciones previstas en el ordenamiento jurídico” del país.

Acusan a la aerolínea irlandesa de causar “graves problemas a todo el personal europeo, impidiendo su libertad sindical, no reconociendo derechos salariales y de pensión” y recurriendo a empresas externas para reclutar tripulantes, en lo que califican de “jungla de reglas inadmisibles para la Unión Europea”.

La asociación de consumidores Codacons ofreció a los viajeros sus servicios legales a fin de que obtengan “una compensación por el daño de ‘vacaciones frustradas'”.

“Vamos a presentar una avalancha de demandas contra Ryanair”, anunció el presidente de esta entidad, Carlo Rienzi, en un comunicado.

En este sentido, recordó que la ley reconoce al usuario una indemnización por “daño moral” sufrido en caso de pérdida de días de vacaciones atribuible a disfunciones en el transporte aéreo. EFE