Saeta

¿Acaso podría un ciego guiar a otro ciego? ¿Verdad que los dos irían a caer en un pozo? Así lo dice San Lucas en sus evangelios.- Vale.