Saeta

Dice Ortega y Gasset que casi siempre el hombre es plural en amor. Pero no hay que volarse, porque excluye la pluralidad de coexistencia y deja a salvo nada más la pluralidad de sucesión.