Saeta

Ikram Antaki soñó a México como país ideal, en el que se instalaba la razón en lugar del delirio y el derecho en lugar del abuso.

Artículos relacionados

Artículos relacionados