Saeta

Un diablo parece a otro. Con este refrán don Quijote indica que los pícaros y malvados se parecen por más que lo disimulen.- Vale.