Saeta

Piensan algunos mexicanos que política y negocios sería una sociedad perfecta. Claro que sí, una sociedad perfecta para los políticos y  una sociedad perfecta para los negociantes. Y a los millones y millones de mexicanos que nos lleve la chingada (perdón por eso de la chingada, pero es que me encabroné).

Artículos relacionados

Artículos relacionados