Saeta

Limítese el Estado a su misión, y la Iglesia a la suya, y se habrá dado un gran paso para asegurar la paz en esta corta vida. Así lo escribió Francisco Zarco, y así lo tenemos que tener muy presente en las elecciones que vienen.

Artículos relacionados

Artículos relacionados