Saeta

Como consecuencia de la tremenda sequía que se está padeciendo en Durango, en este mes de agosto murieron en Poanas cien reses. Extraño resulta que el Secretario de Agricultura haya declarado en su visita que no hay sequía en Durango. Seguramente declararía lo mismo si visitara los mismísimos infiernos.