Inicio > Columnas > Saeta

Saeta

Que algunos intentan entender la cabeza de Trump. Imposible, no tiene cerebro.