Saeta

Los del Frente Popular Francisco Villa, llegaron a Durango a inicios de los años setenta, con una mano atrás y otra adelante, y a veces se quitaban la mano de atrás para poder sobrevivir. No pasaron muchos años para que lucieran trajes de casimir fino, relojes carísimos y lujosas residencias. Demasiado pronto para enseñar el barro.

Artículos relacionados

Artículos relacionados