Saeta

Tal vez pueda decir las mismas palabras de José Emilio Pacheco, en su poesía Despedida: “Fracasé. Fue mi culpa. Lo reconozco. Pero en manera alguna pido perdón o indulgencia: Eso me pasa por intentar lo imposible.

Artículos relacionados

Artículos relacionados