Inicio > Columnas > Saeta

Saeta

Hay días que somos tan ingeniosos, pero tan ingeniosos; y otros tan sangrones, pero tan sangrones