Inicio > Columnas > Saeta

Saeta

A la amistad no la debe impulsar interés alguno, que no sea el crecimiento intelectual.