Saeta

Para René Descartes nuestra alma es de una naturaleza enteramente independiente del cuerpo, y por lo tanto no está sujeta a morir con él, y es inmortal. Requete vale