Sale el avión desde Saná a Omán con rebeldes yemeníes heridos

Saná, 3 dic (EFE).- Un avión con un grupo de rebeldes hutíes heridos despegó hoy de Saná rumbo a Mascate, la capital de Omán, después de que la coalición árabe liderada por Arabia Saudí diera permiso para la evacuación, una exigencia de los insurgentes para acudir a la ronda de contactos de paz.

El avión, de la aerolínea Ethiopian Airlines y alquilado por la ONU, despegó del aeropuerto internacional de Saná horas después de que el enviado especial para la ONU, Martin Griffiths, acudiera a la capital yemení, indicó a Efe una fuente del Departamento de Comunicación de los rebeldes hutíes, que pidió el anonimato.

Entre los cincuenta evacuados hay combatientes militares de las unidades de los hutíes, así como “heridos por bombardeos”, aseguró la fuente del Gobierno rebelde, aunque no especificó quiénes son los evacuados.

Cada herido va acompañado de una persona y hay tres doctores en el avión que va hacia Omán, añadió la fuente.

Griffiths llegó hoy a Saná en su segunda visita en una semana para “coordinar y preparar” a la delegación hutí con el fin de participar en la ronda de contactos de paz que se celebrarán en Suecia en los próximos días, auspiciada por la ONU.

Según indicaron a Efe fuentes ligadas a este proceso que pidieron el anonimato se espera que la delegación hutí viaje esta noche o el martes por la mañana a Suecia para las consultas de paz, que todavía no tienen una fecha pública de inicio.

La coalición árabe, que controla el espacio aéreo yemení, accedió a facilitar la evacuación a petición del enviado especial de la ONU “por razones humanitarias y para construir confianza entre las partes yemeníes de cara a las conversaciones de paz de Suecia”.

El jefe del Comité Revolucionario Supremo, el órgano ejecutivo de los hutíes, Mohamed Ali al Huti, dijo el pasado jueves que los insurgentes planean acudir a la ronda de contactos de paz hoy, 3 de diciembre, si se cumplen unas condiciones previas.

Una de las condiciones era la evacuación de combatientes heridos del país.

Los hutíes no acudieron a la última ronda de consultas de paz, convocadas por la ONU el pasado septiembre en Ginebra porque, entre otros motivos, exigían que se facilitase el traslado de combatientes heridos al extranjero para su tratamiento médico.

La guerra en Yemen comenzó a finales de 2014 cuando los rebeldes hutíes se hicieron con el control de Saná y el conflicto se generalizó en marzo de 2015 con la intervención de la coalición liderada por Arabia Saudí, que actúa en favor del Gobierno del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi. EFE