Salvini desmantela un campamento de acogida con 200 inmigrantes en Roma

Roma, 13 nov (EFE).- El ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, ordenó el desmantelamiento de un campamento de acogida de inmigrantes gestionado por voluntarios en Roma, en el que hoy se procedió al desalojo de las cerca de 200 personas que residían en el lugar.

Se trata del campamento humanitario “Baobab Experience” y su clausura y desmantelamiento comenzó en la mañana de este martes, indicaron fuentes del Ministerio del Interior.

En él residían cerca de 200 inmigrantes que ahora serán identificados y, quienes carezcan de documentación, serán trasladados ante las autoridades competentes para ello.

Salvini dijo que “las zonas francas, sin Estado y sin legalidad, ya no serán toleradas” y aplaudió esta decisión: “Lo prometimos y lo estamos haciendo, y no hemos acabado aquí. Pasaremos de las palabras a los hechos”, avanzó el también vicepresidente del Gobierno.

“Baobab Experience” se constituyó en 2015 como grupo de voluntarios que pretende dar una acogida digna a los inmigrantes en tránsito que anteriormente se hospedaban en el Centro Baobab, creado en 2004 pero cerrado once años después.

Desde entonces, los voluntarios han montado distintos puntos de acogida en las inmediaciones de la estación de trenes romana de Tiburtina, donde hospedan a inmigrantes con tiendas de campaña, sacos de dormir y alimentos donados por los ciudadanos.

Sus organizadores recuerdan que no es la primera vez que se procede al desmantelamiento de uno de sus campamentos, sino que desde 2015 se han sucedido un total de 18, en los que han perdido “donaciones, bienes de primera necesidad, documentos e importantes efectos personales de los inmigrantes”.

“Pero no hemos perdido el sentido de necesidad de reconstruir un punto de acogida y de orientación para personas, jóvenes, familias con niños o menores no acompañados que llegan ya afectados por sus viajes infernales en una metrópoli inhóspita y no preparada para sus necesidades”, afirman en su página de internet.

Amnistía Internacional Italia expresó su “preocupación” por el “enésimo desmantelamiento” del centro Baobab y por las personas que “quedan sin asistencia para su protección y sin un refugio alternativo”.

El presidente de la región del Lacio, de la que Roma es capital, Nicola Zingaretti, lamentó que Salvini haya desmantelado el campamento “sin ofrecer alguna solución para la acogida temporal” de los inmigrantes.

Y por otro lado esperó “la misma firmeza” para cerrar el edificio en el que la organización fascista Casapound mantiene ocupado en el centro de Roma y usa como sede: “Si la legalidad solo vale para algunos, se convierte en arbitraria e injusticia”, señaló en sus redes Zingaretti, candidato a liderar el Partido Demócrata. EFE