Inicio > Noticias > Internacional > Salvini pide el voto en próximas regionales para tumbar el Gobierno de Italia

Salvini pide el voto en próximas regionales para tumbar el Gobierno de Italia

Roma, 18 ene (EFE).- El líder de la ultraderechista Liga y exministro del Interior, Matteo Salvini, pidió hoy el voto de los italianos en las elecciones regionales de Emilia-Romagna del 26 de enero para seguir cosechando victorias y forzar unos comicios anticipados en el país.

El líder ultraderechista celebró este sábado uno de sus últimos mítines de campaña electoral para las regionales de Emilia-Romagna, que ha estado gobernada por la izquierda durante los últimos cincuenta años, pero que en los últimos tiempos se ha ido escorando a la derecha.

Tanto es así que en los comicios generales de 2018, el Partido Demócrata (PD, centroizquierda) sufrió una fuerte derrota, mientras que la unión de derechas, formada por la Liga, Forza Italia y Hermanos de Italia, obtuvo el 33,4 % de los votos y fue la coalición más votada.

Salvini cerrará la campaña para estas regionales el próximo 23 de enero en el municipio de Bibbiano, pero este sábado organizó un gran mitin en la ciudad de Maranello, donde Ferrari tiene su sede, al que acudió luciendo una gorra roja de la casa automovilística “en homenaje a Ferrari”.

“El 26 de enero será un día histórico porque cambiará la historia de Italia. Estoy convencido de que la región elegirá el futuro, porque el PD se ha quedado en el pasado”, afirmó, entre vítores de sus votantes.

Desde que rompió en agosto su alianza de Gobierno con el Movimiento 5 Estrellas (M5S), Salvini intenta provocar una caída del Ejecutivo para convocar elecciones generales, consciente de que sigue levantando simpatías y que los sondeos le dan alrededor del 36 % de intención de voto.

Después del triunfo de la Liga en las regionales de Umbría del pasado octubre, la formación ultraderechista se ha fijado como objetivo ahora arrebatar la región de Emilia-Romagna a la izquierda y lo intentará hacer con Lucia Borgonzoni como candidata.

Los últimos sondeos publicados antes del 11 de enero, fecha a partir de la cual ya no se han permitido más encuestas, advierten de que la victoria será ajustada: Borgonzoni podría obtener entre el 43 y el 47 % de los votos, mientras que el candidato del PD y actual presidente de la región, Stefano Bonaccini, cosecharía entre el 45 y el 49 %.

“La gente tiene ganas de un cambio, de respirar aire nuevo, de futuro. (…) Liberemos Emilia-Romagna y después liberaremos el país con Matteo Salvini”, dijo este sábado Borgonzoni desde la tribuna de oradores, instalada en la Piazza della Libertà de Maranello.

Además de congregar a los simpatizantes de la Liga, Maranello también recibe este sábado a las llamadas “sardinas”, un movimiento juvenil que nació de forma espontánea hace un mes en Bolonia y que tiene como objetivo protestar en las calles contra las políticas ultraderechistas de la Liga.

Las sardinas han organizado una manifestación en Maranello para demostrar que Salvini no es el único que llena las calles, pero su voluntad de frenar al líder ultraderechista ha ido más allá y ha provocado tensiones en los últimos días por el mitin de cierre de campaña de la Liga en Bibbiano.

La Liga anunció hace tiempo que Bibbiano será el último municipio al que Borgonzoni y Salvini acudirán en el marco de su recorrido regional, pero las sardinas se adelantaron a sus intenciones y reservaron la plaza para ese día.

Tras días de polémicas, Mattia Santori, uno de los fundadores del movimiento de las sardinas, ha reconocido este sábado que la Policía les ha sugerido que den un paso atrás y permitan la celebración del mitin de Salvini ya que, según las reglas de campañas electorales, los partidos tienen preferencia sobre cualquier espacio público frente a entidades que no participen.

“Respetamos la ley y las instituciones, pero si nos obligan a hacerlo responderemos ocupando las plazas, con la gente”, ha dicho en declaraciones a los medios. EFE