Sánchez niega discrepancias con Kurz sobre el reforzamiento de Frontex

Diario de Navarra

Salzburgo (Austria), 20 sep (EFE).- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, negó hoy que mantenga discrepancias con el canciller austríaco, Sebastian Kurz, sobre el reforzamiento de Frontex y respaldó la actuación de la agencia de fronteras de la UE con flexibilidad y complementariedad.

Sánchez, al término de la cumbre europea de Salzburgo (Austria) en la que se analizó la política europea ante la crisis migratoria, explicó que España ha apoyado todas las propuestas realizadas por la Comisión Europea (CE) en materia migratoria.

Entre ellas el refuerzo de Frontex con 10.000 efectivos y que se pueda hacer realidad cuanto antes.

Al respecto precisó que él sólo ha planteado que debe incorporar dos elementos importantes, la flexibilidad y la complementariedad.

Respecto al primero de ellos dijo que las necesidades de control de las fronteras son distintas en cada país y, por tanto, se necesita cierto margen de flexibilidad para acompasar y amoldar las necesidades de un país con las capacidades que pueda ofrecer Frontex.

En cuanto a la complementariedad, precisó que no puede plantearse un cuestionamiento de la soberanía nacional por parte de Frontex.

El socialista Sánchez informó de que había hablado sobre este asunto con el canciller austríaco y anfitrión de la cumbre de Salzburgo, quien ayer, en unas declaraciones, incluyó a España entre los países que dudaban sobre la conveniencia de reforzar Frontex.

El presidente del Gobierno negó que hubiera alguna discrepancia entre ambos.

“Nada más lejos de la realidad”, aseguró Sánchez, quien señaló que el planteamiento que trasladó al conservador Kurz en la cumbre es el mismo que le expuso cuando se reunió con él la pasada semana en Madrid.

No obstante, al ser preguntado por las palabras de su homólogo austríaco en las que apuntaba a la ausencia de un registro real de inmigrantes en España y que eso permitiera su traslado posterior a Europa central, aseguró que desconocía esas declaraciones, pero lo negó “absoluta y tajantemente”. EFE