Sánchez pide generosidad a Torra para no empezar el diálogo por discrepancias

Eldiario.es

Bruselas, 12 jul (EFE).- El jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, ha reclamado hoy generosidad al presidente catalán, Quim Torra, para empezar el diálogo hablando de lo que une a los dos gobiernos, que son las cuestiones que preocupan a la ciudadanía, y no de las discrepancias, como la autodeterminación.

En rueda de prensa en Bruselas, tras participar en la cumbre de la OTAN, Sánchez ha sido preguntado por su reunión del pasado lunes en la Moncloa con Torra y por el hecho de que el presidente de la Generalitat siga insistiendo en que hay que celebrar un referéndum de autodeterminación.

Sánchez ha hecho hincapié en la necesidad de que el Gobierno español y el Govern catalán se ocupan se los temas que preocupan a los ciudadanos, con independencia de lo que voten. “Si empezamos a hablar de lo que nos une, podemos encarar las cosas que nos separan de una manera mucho más constructiva”, ha dicho.

Ese diálogo se podrá materializar en la Comisión Bilateral entre el Estado y la Generalitat que llevaba sin reunirse desde el 2011, que lo hará antes de agosto y en la que se hablará de las infraestructuras, el Corredor Mediterráneo, las transferencias pendientes o los recursos de inconstitucionalidad a leyes sociales.

Por eso, Sánchez ha confiado en que la Generalitat y Torra entiendan la importancia de abordar la crisis “de manera generosa” y no planteando primero dónde están las discrepancias sino las coincidencias.

De su encuentro con Torra, ha considerado que sirve de “punto de arranque” para intentar resolver la crisis, algo que será “complejo y difícil” y que no se podrá solucionar “en un mes, ni en dos ni en cinco”.

Una crisis “larvada y que ha crecido en los últimos diez años” y que nadie espera que se arregle “en cuestión de meses”, ha añadido, aunque sí se puede empezar a dialogar para saber exactamente hasta dónde se puede llegar.

Sánchez ha señalado que él y Torra hablaron “de muchas cosas” y que mientras el presidente catalán es partidario de la autodeterminación, él defiende el autogobierno.

Y lo hace convencido de que “la mejor manera de reconocer a Cataluña es dentro de una España democrática, constitucional, europea” como la que existe desde hace 40 años gracias a la Constitución.

De hecho, ha considerado que dentro del texto constitucional se pueden encontrar “muchos caminos” que resuelvan “en el campo político esta crisis política”.

“Va a exigir mucha dedicación, paciencia, sosiego, generosidad, diálogo”, ha avisado, y ha precisado que para el Gobierno “no son conceptos etéreos”, sino que se lo toma “muy en serio”. EFE