Sánchez y Costa sellan cooperación en defensa de intereses comunes en la UE

El Periódico

Lisboa, 2 jul (EFE).- El presidente de Gobierno español, Pedro Sánchez, y el primer ministro portugués, Antonio Costa, sellaron hoy su colaboración para defender intereses conjuntos de los dos países ante el futuro de la Unión Europea, entre ellos el impulso de las interconexiones energéticas.

Costa y Sánchez mantuvieron en Lisboa su primera reunión bilateral desde el relevo al frente del Ejecutivo español, una entrevista que forma parte de la gira europea que ha realizado el presidente del Gobierno.

Ambos líderes se refirieron a las grandes coincidencias entre España y Portugal ante el futuro de la UE y entre ellas citaron el interés común en materia de interconexiones energéticas.

Fue entonces cuando Sánchez anunció que la cumbre sobre interconexiones que ha estado organizando Portugal se celebrará el próximo 27 de julio en Lisboa.

En ella intervendrán, además de los jefes de gobierno de España y Portugal, el presidente francés, Emmanuel Macron, y el de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker.

El primer ministro portugués ya avanzó meses atrás que pretendía organizar esta cumbre, que España y Portugal consideran de gran importancia para la Península Ibérica, en el primer semestre del año.

Cuestiones de agenda han ido demorando la celebración de esta cumbre, que finalmente se celebrará el día 27.

Un día antes, el 26 de julio, Macron visitará Madrid y se entrevistará con el presidente del Gobierno español, según avanzaron ambos tras la entrevista que protagonizaron el sábado 23 de junio en París.

Costa recalcó que Portugal y España comparten una misma visión de Europa y tienen ideas comunes ante asuntos como la forma de afrontar el problema de la inmigración o la reforma de la zona euro.

Sánchez destacó su interés por viajar cuanto antes a Lisboa para ratificar su compromiso “con un país hermano, con un gobierno hermano” y dijo que siempre se ha inspirado mucho en la acción política de Costa al frente del ejecutivo portugués.

“Está liderando un proyecto progresista, modernizador y europeísta y eso es también lo que queremos para España”, añadió Sánchez, quien citó como decisiones relevantes el aumento salarial de los trabajadores y la lucha contra la precariedad laboral.

En ese contexto, recordó que en España se va a firmar la próxima semana el acuerdo entre agentes sociales para iniciar también una senda de crecimiento salarial.

Sánchez y Costa destacaron el buen estado de las relaciones bilaterales, que serán objeto de un análisis más detallado en la cumbre hispano-portuguesa que se celebra cada año y que en esta ocasión le corresponde organizar a España antes del próximo mes de enero.

“Tenemos muchas ganas de seguir cooperando”, recalcó el presidente del Gobierno español, una cooperación que ve posible también respecto al futuro presupuesto comunitario.

Costa secundó esa idea y rechazó que pueda haber visiones distintas en torno a este asunto.

“No nos vamos a pelear entre países. Hay que pelar con una visión de una Europa que tiene más ambición que presupuesto, y tenemos que tener un presupuesto a la medida de la ambición que Europa tiene para su futuro”, añadió.

En clave europea, el primer ministro portugués consideró que la UE necesita un nuevo impulso y más vitalidad para estar más unida y más fuerte y hacer así frente a los desafíos que tiene por delante.

“Sólo una Europa unida tienen capacidad de hacer frente de modo solidario a los fenómenos migratorios o trabajar en conjunto por el continente africano”, resaltó.

Y apostilló que España y Portugal tienen una buena tradición de trabajo en favor del conjunto de Europa y para contribuir a que la UE sea dinámica para enfrentar sus retos.

Con esta visita, Sánchez cerró su primera gira europea tras tomar posesión de su cargo, una gira que le ha llevado también a París para entrevistarse con Macron, a Berlín para verse con la canciller alemana, Angela Merkel, y a Bruselas para participar en su primer Consejo Europeo y en una reunión de líderes sobre inmigración. EFE