Sangrado rectal y baja de peso, síntomas de enfermedad en intestino

intestinoMéxico, 14 Ene (Notimex).- Las diarreas recurrentes, el sangrado rectal, el dolor abdominal y la pérdida de peso, son algunos de los síntomas que podrían indicar que una persona padece la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), alertó la fundación Vivir con Crohn y CUCI A.C.

La organización civil aseguró en un comunicado que debido a la complejidad de la enfermedad y la necesidad de tener un abordaje multidisciplinario, el padecimiento es un verdadero reto para los especialistas médicos.

Lo anterior, mencionó, se debe a que algunos pacientes tardan de cinco a 10 años para ser diagnosticados, lo que implica que los tratamientos se apliquen tardíamente y se afecte de manera directa la calidad de vida de los enfermos.

Los especialistas recomiendan que antes del diagnóstico se realicen las pruebas necesarias para descartar un resultado erróneo que confunda la enfermedad con el síndrome de intestino irritable, gastroenteritis infecciosa, hemorroides, VIH, incluso cáncer.

La EII es una enfermedad crónica, idiopática y recurrente que surge como una respuesta inmunológica del propio organismo a factores genéticos y ambientales, clasificándose en dos cuadros: Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerativa Crónica Inespecífica (CUCI).

Ambas enfermedades presentan síntomas parecidos como las diarreas recurrentes, el sangrado rectal, el dolor abdominal y la pérdida de peso, lo que las convierte en padecimientos incapacitantes que deterioran la vida de los pacientes.

La fundación indicó que los casos de EII aumentaron de manera significativa por los hábitos alimenticios, la susceptibilidad genética y el ambiente, afectando a hombres y mujeres por igual.

La enfermedad puede presentarse a cualquier edad; sin embargo, existe mayor prevalencia durante dos etapas: una es a los 15 y 30 años, lo que afecta la etapa reproductiva y social del paciente, y la segunda etapa se manifiesta durante los 50 y 70 años.

Cada paciente experimenta la enfermedad de manera diferente, por lo que es esencial que ante cualquier sospecha de EII los médicos de primer contacto dirijan a los pacientes con un especialista como un gastroenterólogo para evitar que la enfermedad se desarrolle.

En México se estima que existen de 0.5 a 24.5 casos de pacientes con CUCI y de 0.1 a 16 con la enfermedad de Crohn por cada 100 mil habitantes, por lo que la fundación señala que es importante capacitar a los médicos sobre ambas enfermedades.