martes, noviembre 30, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Sarkozy afirma tras ser llamado como testigo que no tiene “nada que esconder”

Sarkozy afirma tras ser llamado como testigo que no tiene “nada que esconder”

París, 20 mar (EFE).- El expresidente francés Nicolas Sarkozy aseguró este miércoles que no tiene “nada que esconder”, tras ser convocado como testigo en el juicio contra varios colaboradores suyos en el Elíseo por presuntos delitos de corrupción.

“Siempre he respetado mis obligaciones, no tengo nada que esconder, siempre me he explicado”, aseguró el conservador Sarkozy en unas breves declaraciones en la ciudad de Lyon, las primeras desde que ayer fue citado para el próximo 2 de noviembre por el Tribunal Correccional de París.

Presidente entre 2007 y 2012, Sarkozy, de 66 años, deberá declarar por el llamado “caso de los sondeos”, por el que el tribunal dirime la atribución sin licitación de centenares de encuestas de opinión.

Según los acusados, los sondeos respondían a la orden de Sarkozy de conocer permanentemente el estado de la opinión pública. Esas encuestas fueron pagadas con dinero público, a pesar de que en muchos casos se referían a rivales electorales del entonces presidente.

En sus declaraciones, Sarkozy aseguró estar “muy tranquilo. Vivo en Francia, estoy en Francia. Saben perfectamente dónde encontrarme, no alimentemos el circo mediático”.

Al tratarse de presuntos delitos cometidos durante su mandato, Sarkozy se había librado de declarar durante la fase de instrucción y de sentarse en el banquillo, al estar protegido por la inmunidad presidencial.

También intentó librarse de comparecer como testigo en este proceso, que comenzó el lunes, aunque finalmente fue convocado ayer.

Sarkozy fue condenado en marzo a tres años de cárcel, dos de ellos exentos de cumplimiento y el otro en arresto domiciliario, por corrupción y tráfico de influencias.

Y el pasado 30 de septiembre fue condenado a un año de prisión por la financiación ilegal de la campaña presidencial de 2012, en la que fue derrotado por el socialista François Hollande.

El expresidente francés, que podrá cumplir ambas penas en arresto domiciliario, está siendo investigado en una tercera causa sobre la presunta financiación ilegal de su campaña de 2007 con fondos enviados por el entonces dictador libio Muamar Gadafi. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: