Se cerró acuerdo para que Texans y Raiders jueguen en México noviembre

San Francisco (EEUU), 5 feb (EFE).- Directivos de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), de la cadena de televisión Televisaimages y de la Secretaria de Turismo de México firmaron hoy en San Francisco el acuerdo para que haya en el país vecino partidos de la temporada regular a partir de este año.


Los equipos elegidos para el primer partido, que se jugará el próximo 21 de noviembre, son los Texans de Houston y los Raiders de Oakland, como ayer ya se había anticipado.

La presencia de los Texans tendrá un significado especial dado que en Houston hay una gran comunicad hispana, en su mayoría de origen mexicano, y además será también la sede del próximo Super Bowl.

Mientras que el equipo de los Raiders cuenta con un gran apoyo en México al haber tenido como jugador y entrenador en jefe a Tom Flores, de origen azteca, y que fue el primer latino que ganó un título de Super Bowl al frente de un equipo.

El contrato alcanzado en todas las partes fue dado a conocer por Yon de Luisa, vicepresidente de Televisa Deportes, que estuvo acompañado por el Secretario de Turismo de México, Enrique de la Madrid Cordero.

Los Texans recibirán a los Raiders en “Monday Night Football” y los otros dos partidos acordados también serán de temporada regular, aunque todavía no se habían establecido a los equipos que irán a jugar a México en el 2017.

La sede como se esperaba será el Estadio Azteca, estadio que fue el escenario del primer partido de temporada regular de NFL en México el 2 de octubre del 2005, cuando se enfrentaron los 49ers de San Francisco y los Cardinals de Arizona, con una asistencia récord de 103.467 espectadores.

Por parte de la NFL estuvieron presentes en el acto de firma del contrato Mark Waller, vicepresidente ejecutivo de NFL International, y Mark Davis, dueño de los Raiders.

Todos los implicados en nuevo contrato dejaron claro que ya no les interesa imponer otra marca de asistencia sino que los espectadores que acudan al estadio que será renovado puedan disfrutar al máximo de un gran espectáculo deportivo.

Se espera que las renovaciones que se hagan al estadio generen una reducción en su aforo que podría quedar establecido en 87.000 aficionados.

Las prioridades para los directivos serán las telecomunicaciones y la modernización de los vestuarios, que tendrán que se equipados con los últimos adelantos para que los jugadores puedan disfrutar del máximo de comodidad.

También tendrán que ser renovadas todo el sistema de comunicaciones con la instalación de kilómetros de fibra óptica para facilitar la transmisión de datos.

La elección de la fecha del 21 de noviembre se dio en parte para evitar la temporada de lluvias en la Ciudad de México y así contar con un terreno en perfectas condiciones de juego.

Además, el partido se llevará a cabo tres semanas después del segundo Gran Premio de México desde que la Fórmula 1 regresó al territorio nacional.

Waller reconoció que la presencia del mundo de la Fórmula 1 sirvió de aliciente para abrirle las puertas nuevamente al fútbol americano profesional de la NFL.

El perímetro de seguridad que se establezca alrededor del Estadio Azteca es otro asunto a desarrollar conforme se acerque la fecha del evento, pero igualmente se abordó con confianza en que satisfaga las exigencias de la NFL de lo contrario no se hubiese llegado al acuerdo y firma de contrato.(1)EFE