Se debe recuperar subsidio para plantas tratadoras: AMD

La próxima Legislatura federal debería recuperar el subsidio para plantas tratadoras, ya que desde el mismo presupuesto de ingresos de la Federación en 2017 y 2018 se redujeron los recursos cerca de 70 por ciento, lo cual afectó de manera directa proyectos de Aguas del Municipio, como nuevas redes de agua potable y la rehabilitación de alcantarillas.

Personal de AMD espera se tomen cartas en el asunto y se reasigne un mejor presupuesto, “este subsidio, si se recupera, debería ser para más plantas tratadoras de agua, agua potable y alcantarillas”.

Consideraron que debe verse de manera distinta esta situación, este subsidio que se quitó fue al sector agua potable y alcantarillado, sectores vitales para la salud de la población, ya que si no se tienen estos factores se desencadenan serios problemas de infecciones, que repercuten en la salud de los pobladores.

Hay estudios por parte de Conagua que mencionan que por cada peso que se deja de invertir en agua potable, terminan gastándose directamente al sector salud cerca de 24 pesos.

En recorrido que se hizo por la planta tratadora de la zona sur se constató que se está trabajando en el mejoramiento de las aguas residuales y aguas negras. Esta planta recibe 400 litros por segundo, opera bajo un exigente régimen de calidad que se pide y que está en total funcionamiento.

Esta agua que sale se utiliza para riego fundamentalmente, para ranchos cercanos, áreas verdes de la ciudad, así como para ganado, ya que después de tratarla se le da otro proceso a base de clorificacion, esto genera un mejor impacto en la sociedad.

También la dependencia está trabajando en el proyecto denominado “Agua futura”, donde se pretende crear redes de distribución para las presas y así obtener agua potable.

Esta planta de Durango es una de las 5 instalaciones que tratan al cien por ciento las aguas residuales y le dan un uso que ayuda al medio ambiente, además de que este modelo de trabajo fue elegido para dar una capacitación al gobierno boliviano para la implementación de una planta en aquel país.