Se elevan a 235 los restos humanos hallados en una fosa común de Sri Lanka

Colombo, 27 nov (EFE).- Las autoridades de Sri Lanka han hallado los restos de 131 personas en una fosa común en los últimos tres meses, lo que eleva a 235 los cuerpos localizados hasta la fecha en la localidad predominantemente tamil de Mannar, en el norte del país y escenario del conflicto civil (1983-2009).

Según las excavaciones continúan, los investigadores han encontrado 235 restos humanos y efectos personales que parecen ser joyas y porcelanas, explicó hoy a Efe el jefe del equipo investigador, W.R.A. Rajapaksa.

Sin embargo, todavía tienen pocas pistas sobre quiénes son estas personas y cómo terminaron en la fosa común.

“Estamos en el proceso de hacer arreglos logísticos para sacar muestras y llevar a cabo análisis de datación por carbono, esta será una forma de saber más sobre las víctimas”, precisó el experto.

Rajapaksa apuntó que un tribunal aprobó este año el envío de muestras a un laboratorio de Estados Unidos para llevar a cabo las pruebas, ya que la datación por carbono no está disponible en Sri Lanka.

El investigador está empeñado en viajar con las muestras para garantizar que no se comprometa la investigación y trata de conseguir los permisos necesarios para ello, afirmó, al precisar que esperan enviarlas a Estados Unidos a finales del mes próximo.

La excavación, cuyo perímetro se va agrandando gradualmente con el hallazgo de nuevos restos, comenzó el pasado mayo, dos meses después de que los primeros huesos fuesen descubiertos al derribar un viejo edificio gubernamental.

Los investigadores, incluyendo la Policía, no han encontrado pruebas que apunten a la existencia previa de un cementerio en la zona.

Esta es la tercera fosa común hallada en el área, sin que las respectivas investigaciones arrojasen conclusiones claras.

En esta zona se reportaron un gran número de desapariciones durante el conflicto civil, si bien el país se caracteriza por haber registrado también un gran número de ellas durante los movimientos insurgentes que azotaron la isla en las décadas de los 70 y 80.

La guerra entre el Ejército gubernamental y los guerrilleros de los Tigres de Liberación de la Patria Tamil (LTTE) dejó una cifra no verificada oficialmente de entre 60.000 y 100.000 muertos. EFE