Se escapa la serie ante Monclova; ya se está haciendo costumbre

Con un ataque tempranero y 11 ponches de Andre Rienzo, Acereros de Monclova se lleva la serie al ganar 10-4 a Generales de Durango.

Los pupilos de Pedro Meré pegaron primero y fue un racimo de tres carreras ante Marco Duarte (1-1), quien en esta oportunidad cargó con el descalabro.

Rodolfo Amador remolcó dos al plato con un sencillo, pero ya antes, Francisco Peguero había producido la de la quiniela.

Daniel Mayora puso en la pelea a los de casa, al remolcar a Kenny Wilson, con un inatrapable al central.

Duarte no pudo sacar tercio en la segunda y le pisaron dos veces al plato. Álex Mejía metió una con doblete y Érick Aybar hizo lo propio, con un hit al centro.

Alfonso Sánchez relevó a Duarte y fue sacudido con un palo de cuatro esquinas de Juan Carlos Pérez. Otro pestañeo del “Bulldog” costó otro jonrón, pero ahora fue de Chris Carter en la quinta.

El “Chaparrito”, Santiago González, prendió la mecha en el cierre, con un doblete remolcador, para que timbrara Javier Salazar, embasado por otro doblete.

Jesús Alcántar relevó en la sexta y permitió la octava, con un fly de sacrificio de Peguero, antes de salir por problemas en el hombro derecho.

El juego se apretó en el cierre, cuando vino la respuesta de la gente de Lorenzo Bundy. Con Jesús Loya, Kenny Wilson y Salazar en los senderos, ante Arturo Barradas, el “Chaparrito” conectó una rola fuerte por segunda.

Aybar no pudo quedarse con ella, lo que aprovecharon para anotar Loya y Wilson. Salazar intentó llegar a la antesala, pero lo “enfriaron”, según los ampáyeres, pese a que fue pedida la repetición.

Vienen los Acereros y ponen 10-4 la pizarra, gracias al cuarto hit de la tarde para Mejía, un batazo que no salió del cuadro gracias a un atrapadón de Salazar, pero con el que anotó César Tapia. Aybar trajo la décima, con sencillo al centro.

Tras este par de series pérdidas en casa, los dirigidos por Lorenzo Bundy saldrán a una gira doble por Ciudad de México y León. Fue una dolorosa derrota, porque Jesús Alcántar e Isaac Jiménez salieron lesionados.