Se esperan heladas por séptima tormenta invernal

sigue-elo-frio-en-durangoBajas temperaturas, viento y heladas por las mañanas se esperan en las próximas 48 horas a consecuencia de la presencia sobre territorio duranguense de la séptima tormenta invernal y el frente frío número 30, de acuerdo al reporte que realiza el observatorio del Servicio Meteorológico Local.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) reportó que un canal de baja presión asentado sobre los estados del norte del país, asociado a la masa de aire frío proveniente del sur de Estados Unidos que impulsa el sistema frontal 30, estará generando condiciones favorables para que impere un ambiente de frío a helado en los estados de Chihuahua, Sonora, Zacatecas y Durango.

En las últimas 24 horas las autoridades meteorológicas reportan descensos marcados en el termómetro en los municipios serranos, principalmente en comunidades ubicadas a más de 2 mil metros de altura como es La Rosilla, en el municipio de Guanaceví, que como cada año durante toda la temporada invernal se ha mantenido como el punto más gélido del país con -17ºC.

En promedio el mercurio ha mantenido mínimas que van desde los 0 hasta los 4ºC grados centígrados en Valles, Llanos y el norte de la entidad, registrando algunos valores más cálidos en la región del Semidesierto y principalmente en Las Quebradas, en comunidades como El Real en Tamazula, Huazamota en El Mezquital y en Tayoltita, municipio de San Dimas, con 30ºC.

Para los próximos dos días los pronósticos climatológicos contemplan la caída de la temperatura desde -1 hasta -4 grados en Valles, Llanos, Norte y Sierras, con nulas posibilidades de precipitaciones en forma de lluvia, y de aguanieve y nieve muy escasas y solo en zonas puntuales de la región serrana; asimismo el fenómeno de helada podría presentarse solo en algunos municipios.

En cuanto al clima en la capital el ambiente seco que provoca el canal de baja presión mantendrá una recuperación térmica por la tarde, alcanzando hasta los 24 grados centígrados; sin embargo se tendrá un drástico y marcado descenso repentino térmico en cuanto el sol se oculte en el horizonte, además de que se podrán presentar vientos de diversa intensidad.