Inicio > Noticias > Local > Se lavan las manos en cuadro desaparecido en ICED

Se lavan las manos en cuadro desaparecido en ICED

Después de un año de reclamar la devolución de un cuadro que prestó para un evento del Instituto de Cultura del Estado de Durango y que no fue regresado al término del mismo, el pintor José Solórzano López recibió como respuesta a la queja que presentó ante Contraloría que no hay elementos para comprobar que en efecto había facilitado la obra para el ICED, por lo cual no se le puede regresar y tampoco pagarle el costo de la misma.

El afectado manifestó que hace unas horas recibió un documento oficial enviado por la Secretaría de la Contraloría del Estado, instancia a la cual acudió para reclamar la entrega de la obra que prestó, en el cual se le comunicó que no se pudo comprobar que en efecto hubiera entregado un cuadro para un evento que realizó el ICED, lo cual constituye una respuesta a la solicitud que hizo para que se atendiera su reclamo, y manifestó sorpresa porque transcurrió más de un año de supuestas investigaciones para que finalmente este fuera el resultado, el cual de ninguna manera responde a su reclamo y tampoco a sus derechos como propietario de la obra perdida.

Recordó que en el mes de junio del 2019 se llevó a cabo el Encuentro Estatal “José Revueltas” en las instalaciones del Museo Francisco Villa, para el cual prestó un cuadro con el rostro del escritor, mismo que se colocó en un caballete en el lugar del evento, de lo cual existen registros fotográficos.

“Le entregué el cuadro a la administradora del museo, a quien al término del encuentro le pedí que me lo cuidara e iría luego por él”, fue un viernes cuando terminó el evento y al buscar su cuadro el siguiente lunes ya no lo encontró y tampoco recibió una explicación sobre la desaparición de la obra.

Manifestó que ante tal situación habló con la directora del Instituto de Cultura del Estado de Durango, Socorro Soto, quien le dijo que debido a que su obra había desaparecido se le cubriría el costo que estimara de la misma, pero días después de hacer este ofrecimiento la funcionaria le dijo que no había recursos presupuestales para realizar el pago correspondiente.

Ante tal situación decidió recurrir a la Secretaría de la Contraloría para que se investigara esta circunstancia y se le diera una respuesta, que posiblemente sería el pago equivalente al valor de la obra, ante las dificultades para encontrarla, pero no fue así, solamente se le comunicó que al no existir un recibo que comprobara que el ICED recibió el cuadro, no se tenía la certeza de que realmente se hubiera expuesto como él lo señaló.

“Esta respuesta es un insulto a la inteligencia de cualquier persona, pues yo presté ese cuadro con la confianza de que lo dejaba en manos de una institución en la cual trabajo”, dijo Solórzano, al recordar que actualmente es el encargado de la librería ‘José Revueltas’, que depende del ICED, para señalar que no es posible que a pesar de ser trabajador se vea afectado por el robo de su obra, sin que las autoridades atiendan su reclamo.