Se manifiestan usuarios en el Seguro Popular

Afiliados al Seguro Popular se manifestaron en las instalaciones de la dependencia federal para exigir que se brinde un servicio de calidad y que surtan el medicamento completo a todas las personas, además de que terminen los cambios arbitrarios de personal.

María Esther Martínez, representante de usuarios de 29 colonias, señaló que las quejas son principalmente por el servicio que brinda el Seguro Popular en el Centro de Salud con Servicios Ampliados (CESSA 450) que se encuentra en la División del Norte y al que acuden usuarios para recibir atención de primer nivel.

Los manifestantes pidieron la presencia del delegado Jesús María Araujo Contreras, con quien comentaron se sostuvo una reunión para aclarar los movimientos de personal que atiende los fines de semana, quien les dio como respuesta que es un cambio que viene de nivel central.

Esther Martínez comentó que el doctor Araujo está renuente a dejarles el médico de fin de semana, algo que no les perjudica, pues no hay quejas y se les está atendiendo bien,  precisó que se tienen trabajadores en la dependencia que no cumplen horario o no dan la atención adecuada y son a quienes deben cambiar.

Dijo que están peleando por la gente que cuida de su salud y ve por ellos, “no por gente que va y se sienta detrás de un escritorio a estar viendo el celular o tecleando la computadora, jugando, porque lo hemos visto ahí en el CESSA, mejor concéntrense en acarrear los medicamentos a los centros de salud, pues están bien decadentes”.

Declaró que cuando se van a quejar de un médico por mal trato no lo cambian, o se tardan en hacerlo hasta que vuelven a presionar, por lo que piden una solución del delegado.

“No hay medicamento en las unidades, qué van a hacer con los adultos mayores de escasos recursos que no tienen para comprar el medicamento, mejor que nos digan si lo van a quitar, que hablen claro si se va a retirar”, señaló.

José Escobar, integrante del Frente Social y Sindical por los Derechos Humanos, aseguró que en todos los centros de salud se tiene un déficit de más del 50 por ciento de medicamentos,  pero en este caso si el doctor Araujo no puede resolver el problema esperan que sea destituido, “él se ampara en que es muy amigo del gobernador, pero aquí no hay amigos, aquí son gerentes de este tipo de empresas de la sociedad y deben tener un buen desempeño”.