Se robaron el histórico símbolo de la fuente de Las Ranitas del Parque Guadiana

 

De pronto “desapareció” la dama de la vasija que vaciaba agua…

Un verdadero sacrilegio ha cometido alguien contra cuatro o cinco generaciones de duranguenses al robarse a la mujer de la fuente de Las Ranitas del Parque Guadiana.  Un símbolo que adoramos miles o millones de paisanos cuando fuimos niños.

LA FUENTE de Las Ranitas ya no es la misma.

La famosa fuente de Las Ranitas, es un lugar sagrado para todos los niños, y concretamente de cuatro o cinco generaciones, dado que es dificil encontrar a alguien que no se haya dado un chapuzón en dicha fuente.

Justo en en el centro de la fuente había un monumento de bronce, de aproximadamente un metro y medio de altura en el que la dama está vaciando agua, agua que fue de nuestras delicias por muchos años, y que lo siguió siendo por muchos otros a las últimas generaciones.

La fuente de Las Ranitas fue construida hacia 1932, de modo que bien pudo convertirse en algo muy propio de los niños de cinco o seis generaciones.

Esta mañana, gente que caminaba por el Parque Guadiana se percató de la ausencia de la famosa dama que “vivió” por muchos años en el centro de la famosa fuente.

Intentamos ubicarla, primer con trabajadores del parque, luego en el municipio y, nadie sabe nada a ciencia cierta sobre el paradero del histórico monumento, de modo que se desconoce desde cuando se la llevaron y qué rumbo tomó.

Es menester suplicar a quien se la llevó, que la regrese, y no por el valor que pudiese tener el bronce, sino por el incalculable valor estimativo del histórico monumento.

Y si alguien lo tiene, hasta pudiésemos ofrecer un rescate con tal de recuperarlo.

Nos han robado algo muy nuestro, algo que llevamos tatuado en la memoria, algo muy propio que tuvimos alguna vez siendo niños miles y miles de duranguenses.