Al paso que van, los Generales muy pronto serán Coroneles y de allí pa’l real

Político que comió arrachera ya no quiere sopa aguada ni tortillas duras

A lo hecho, pecho, dijo Ninel Conde

Lo más parecido al caos son las bolsas de las mujeres

Jorge Luis Borges, ese invidente-vidente portentoso

Está tan dura la crisis económica que el gato con botas ya es el gato con huaraches

Dime con quienes vas al café y te diré quién eres

Sin capacidad de asombro, no hay filósofo.

Cuando menos lo espera uno, se acuesta joven y se despierta viejo.  

Se dice que para todo mal mezcal, y se dice bien, pues si no se cura sí se olvida

Un kilo más y Paquita la del Barrio pudiera ser Vaquita la del Barrio.

Para don Quijote el que lee mucho y viaja mucho ve mucho y sabe mucho.- Vale.

El buen humor necesita de la inteligencia

Autorizan venta de alcohol en vía pública

Si tomas y manejas el próximo chofer designado será el chofer de tu carroza.  

La ley debe ser conforme a la razón, o no es ley

Entre bailar bachata y bailar machaca, prefiero bailar machaca, es más sabrosa y más rinconera

Según eso los mexicanos estamos jodidos pero contentos. Yo no veo eso, cuando camino por la calle en cada rostro veo una rayada de madre.

Los diputados y senadores ya no son levantadedos. La tecnología ha venido en su auxilio y ahora votan electrónicamente.

Cuando los funcionarios y políticos se vayan a vivir a una casa del Infonavit podremos creer que la austeridad va en serio.

Mi sentido del humor es genético y social. Genético porque lo heredé de mi padre y social porque la sociedad me da material infinito de buen humor.

Todo poder debe estar vinculado al derecho, si no lo está y hace poco aprecio al derecho, es tiranía.

El conocimiento no tiene metas, solo nuevos puntos de partida.

Desde Sócrates para acá el método de la filosofía y de la ciencia consiste en preguntar.

En toda sociedad en donde el poder no esté limitado o restringido hay abuso de poder

Un dólar vale muchos pesos, pero un mexicano vale muchos gringos.

No puede haber justicia social sin desarrollo económico.

No hay que confundir orgullo con soberbia.