El verdadero artesano hace obras únicas e irrepetibles Share on: WhatsApp

Mi maestro en la UNAM, Fausto Vallado Barrón, nos hablaba mucho de la razón razonante. Suena bien. Ojalá todos tuviéramos uso de razón aunque no fuera razonante Share on: WhatsApp

No dejaré que ningún ginecólogo me saque el niño que llevo dentro Share on: WhatsApp

Abundan los que aparentan que lo saben todo. ¡Vanidad de vanidades! Share on: WhatsApp

Los días de mi infancia eran dilatados y esplendorosos. Los de mi vejez son breves y quejosos. Share on: WhatsApp

Está científicamente comprobado que Donald Trump no tiene cerebro Share on: WhatsApp

El colmo de un médico es curarse en salud Share on: WhatsApp

En comparación con Donald Trump, los doce Césares son blancas palomas. Share on: WhatsApp

En el Senado de la República puede leerse en el foro: La Patria es Primero. ¿Será? Share on: WhatsApp

Todos creen tener buen sentido, pero se engañan Share on: WhatsApp

Brenda Domecq es autora de un relato llamado Un día fui caballo; mejor hubiera estado llamarlo Un día fui yegua. Share on: WhatsApp

Los petulantes están enfermos de importancia Share on: WhatsApp

Para pronunciar el nombre de Universidad Juárez hay que limpiarse los labios Share on: WhatsApp

No les creeré a los diputados y senadores de Morena su plan de austeridad, hasta que los vea vestir de cabeza de indio, calzar huaraches y vivir en vecindad o mesón. Share on: WhatsApp

A la amistad no la debe impulsar interés alguno, que no sea el crecimiento intelectual. Share on: WhatsApp

No hay por qué preocuparse: todos llevamos la muerte sobre nuestra espalda Share on: WhatsApp

Dice Epicuro que no es pobre el que tiene poco, sino el que ambiciona más Share on: WhatsApp

Dice René Descartes muy sabiamente, que un Estado está mucho mejor regido cuando teniendo muy pocas leyes, son rigurosamente bien observadas. Vale. Share on: WhatsApp

En la Universidad caben todas las formas de pensamiento, eso es el regalo de la autonomía. Share on: WhatsApp

El dios romano Jano tiene dos caras, pero no como símbolo de hipocresía, que tanto abunda en el mundo, sino para mirar simultáneamente el pasado y el futuro Share on: WhatsApp

Mi lucha es en contra de la solemnidad y la simulación. Share on: WhatsApp

Luego luego se ve que los políticos escriben con tintero de maroma Share on: WhatsApp

Recordando a Concepción de Estevarena: No se vale ser valiente al pensar y cobarde al ejecutar. Share on: WhatsApp

A los que no sirven para nada, luego les da por ser políticos. Share on: WhatsApp

Hay días que somos tan ingeniosos, pero tan ingeniosos; y otros tan sangrones, pero tan sangrones Share on: WhatsApp

El eufemismo es bueno de hipócrita Share on: WhatsApp

Una columna muy leída se intitula De política y cosas peores. ¿Habrá cosas peores que la política? Share on: WhatsApp

Mi computadora envejece al igual que yo. Share on: WhatsApp