No falta quien diga que ahora las salidas del closet se festejan más que las salidas de las universidades.

Para la revista Forbes Life todos tenemos pasiones millonarias. Esas las tendrán los privilegiados de Forbes, el grueso de los mexicanos no tenemos ni pasiones de mil pesos.

El platillo favorito de las procuradurías y fiscalías es la barbacoa de chivo expiatorio

La mujer de Lot es la patrona de la escultura.

Cada vez más del cuerno de la abundancia, para unos cuantos es la abundancia y para millones el cuerno.

Expresión a tino con los tiempos de cambio de trienio y de sexenio: ¡ábranse piojos que ahí les va su peine!

Ganarás el pan con el sudor de tu frente y no con el sudor del de enfrente

Si un torpe guía a otro torpe, los dos cometen la misma torpeza.

La Supercarretera a Mazatlán ha resultado un Superfraude

Durango Villista. Juar, juar, juar. Durango aunque les duela a los demagogos fue Arrietista, salvo algunas manchas villistas.

Que Durango es líder en cigarros ilegales. ¿Nada más en cigarros ilegales?

¿Dónde el valor civil durangueño? ¿Dónde la autonomía universitaria?

Las únicas verdades en el Durango de nuestros días son la inseguridad, la impunidad y la corrupción

Que Pancho Villa robaba a los ricos, para darle a los pobres. ¡Pamplinas! Nada más robaba a los ricos.

Lo que nos faltaba: Durango ocupa uno de los principalísimos lugares nacionales en impunidad

Existe un Durango imaginario y un Durango real. ¿En cuál vive usted?

Si verdaderamente queremos a México y a Durango debemos sacarlos del pantano de mentiras, tanto oficiales  como privadas, en las  que se encuentran inmovilizados

Los del Frente Popular Francisco Villa, llegaron a Durango a inicios de los años setenta, con una mano atrás y otra adelante, y a veces se quitaban la mano de atrás para poder sobrevivir. No pasaron muchos años para que lucieran trajes de casimir fino, relojes carísimos y lujosas residencias. Demasiado pronto para enseñar el…

Read More

Pensaba mi padre que Pancho Villa era un bandido y que él no podía tener como jefe a un bandido y lo cumplió contra viento y marea. Mi padre tenía razón.

En Durango hasta el viento tiene miedo

No siempre gobiernan los hombres de más talento, sino con más frecuencia los de menos escrúpulos.

Por lo general el político mexicano divide su sexenio así: los dos primeros años para pagar sus deudas, los dos siguientes años para robar y los dos últimos para tratar de imponer sucesor que le cubra sus fechorías.

Que un sacerdote católico salió del closet. Es más correcto decir que salió del confesonario

¡Viva Domingo Arrieta! ¡Hijos de la China Hilaria!

No pocos durangueños llaman al Hospital 450 el Hospital 225. Adivine adivinador por qué. Acertó usted, porque funciona al 50 por ciento.

Dale una patada en el trasero al diputado de tu distrito y le harás un servicio a la patria

A cada político le llega su San Martín. Para que mejor se entienda, en España se acostumbra matar a los cerdos el día de San Martín.

Así como hay El Señor de Los Cielos también se da El Señor de las Islas