Inicio > Noticias > Internacional > Secretario de Benedicto XVI desaparece de los actos tras libro sobre celibato

Secretario de Benedicto XVI desaparece de los actos tras libro sobre celibato

(actualiza con declaración del portavoz del Vaticano)

Ciudad del Vaticano, 5 feb (EFE).- El secretario de Benedicto XVI y prefecto de la Casa Pontificia (una especie de jefe de protocolo), el arzobispo George Gänswein, no asiste a actos oficiales desde hace más de dos semanas, justo después de la polémica publicación de un libro firmado por el papa emérito.

Gänswein suele sentarse al lado de Francisco durante las audiencias generales y es la persona que sale a recibir a los jefes de Estado y de Gobierno cuando llegan al Vaticano para ser recibidos por el pontífice.

Pero desde el pasado 15 de enero, cuando asistió a la audiencia, el arzobispo alemán, la persona más cercana al papa emérito, no ha vuelto a aparecer en público, aunque algunos medios aseguran que sí se le ha visto pasear con Joseph Ratzinger por los jardines vaticanos.

Medios alemanes como el semanario católico “Die Tagespost”, han explicado que al arzobispo alemán se le habría concedido un permiso laboral indefinido, pero no se especifica si fue Francisco quien lo alejó o si fue decisión del propio arzobispo; aunque también circulan rumores de que simplemente está enfermo.

El director de la Oficina de prensa del Vaticano, Matteo Bruni, ha explicado a Efe que “la ausencia de Gänswein durante determinadas audiencias en las últimas semanas, se debe a una redistribución ordinaria de los compromisos y funciones del prefecto de la casa pontificia que es, además, el secretario particular del papa emérito”.

La desaparición de Gänswein coincide con la enorme polémica que estalló en Vaticano cuando se anunció a principios de enero, un nuevo libro firmado por Benedicto XVI y el cardenal Robert Sarah, uno de los principales líderes de la facción conservadora de la Iglesia católica que critica cada movimiento de Francisco.

En el volumen se defiende firmemente el celibato y su publicación coincide con la decisión que tendrá que tomar el papa argentino sobre la propuesta de ordenar a hombres casados surgida del Sínodo sobre la Amazonía.

Todo ello se interpretó como una injerencia en el Pontificado de Francisco por parte de Ratzinger o como una utilización de Benedicto, debilitado por la edad, para atacar al papa argentino.

Tuvo que intervenir Gänswein, de 63 años, que sigue viviendo con Benedicto XVI en la residencia Mater Ecclesiae en el Vaticano, para afirmar que nunca se había dado la autorización para un libro a cuatro manos y que se había pedido al cardenal Sarah que contactase a los editores para quitar el nombre del papa emérito como coautor.

Pero ante el contundente desmentido del secretario personal de Benedicto XVI, el cardenal guineano continuó asegurando que tenía la autorización del papa emérito.

La gestión del caso por parte de Gänswein, el único que actualmente está cerca de Benedicto XVI, fue duramente criticada por algunos medios.

Gänswein fue secretario especial de Benedicto XVI durante su Pontificado y lo siguió siendo después de su renuncia anunciada en febrero de 2013; fue además nombrado arzobispo y prefecto de la Casa Pontificia el 7 de diciembre de 2012.

Por ahora no hay respuesta sobre qué le ocurre a “Don Georg” y en su lugar, trabajando a tiempo completo junto al papa, se ve a Leonardo Sapienza, de 67 años, que ocupa el puesto de regente de la Prefectura de la Casa Pontificia.

Sapienza ha sido quien ha recibido en los últimos días al vicepresidente estadounidense, Mike Pence, al presidente de Irak, Barham Saleh, o al presidente argentino, Alberto Fernández. EFE

%d bloggers like this: