Selección alemana espera no repetir con Suecia debacle contra México

Berlín, 21 Jun (Notimex).- La selección alemana de futbol ya se encuentra en la ciudad rusa de Sochi, a orillas del mar Negro y entrena con gran concentración para no repetir este sábado contra Suecia la debacle que le significó su derrota frente a México el domingo pasado.

Los alemanes están hospedados en un hotel frente a la playa en la zona turística y marítima, lejos de la localidad rusa de su base en Vatutinki, al suroeste de Moscú. Comentaristas alemanes de futbol consideran que Vatutinki influyó en forma desfavorable a los futbolistas alemanes.

En la fase de grupos (grupo F) en Sochi se enfrentarán al equipo nacional de Suecia este sábado y no quieren volver a fallar como ocurrió ante México el pasado domingo. Su entrenador, Joachim Löw, aprovecha que Sochi tiene mar para salir a correr cada mañana en el paseo marítimo.

En los últimos días ha sido criticado por querer posar demasiado ante sus fans y curiosos para tratar de contrarrestar la derrota y decepción que generó el partido contra los mexicanos. Muchos fans están desanimados. “Tenemos que vivir con las críticas: siempre pasa igual.

Lo que molesta es que haya sido el primer partido. Pero no es la primera vez que perdemos uno de los partidos de grupo”, explicó en rueda de prensa el mánager de la selección DFB Oliver Bierhoff. Bierhoff insistió en que el objetivo es concentrarse en los puntos fuertes del 11 alemán, “en potenciar las mejores de nuestras calidades, que óbviamente tenemos”.

A dos días del duelo, todo el equipo está entrenando: todos pueden optar a pisar el terreno de juego. Jonas Hector (FC Köln), quien no pudo jugar el pasado domingo porque tuvo gripe, ahora ya está del todo recuperado. Contra los suecos, los alemanes no quieren dejar huecos abiertos y quieren no dejar respirar a su contrincante.

“Seguro que será un partido duro. Tendremos que luchar a pesar de nuestras calidades”, consideró Bierhoff. “Como titulares de campeones del mundo estamos muy interesados en ganar”, expresó el vicecapitán del FC Bayern München, Thomas Müller, “tenemos mucha presión”.

Para Müller, es importante dejar de ver los errores cometidos y empezar a mirar adelante para poder superar los dos próximos partidos de la fase de grupos. Comentó también que los mexicanos consiguieron sacar a relucir las debilidades de muchos de los jugadores alemanes.

“Todos tenemos puntos fuertes y débiles: se trata de potenciar los fuertes”, añadió. El jugador Marco Reus insistió en encontrar “la mezcla correcta, el buen equilibrio” a nivel de ritmos de juego. Reus espera entrar en la lista de titulares, dado que el partido contra México lo tuvo que seguir desde el banquillo.

El diseño de la alineación es decisiva en este sentido. Löw es conocido porque prefiere una formación 4-2-3-1, pero para el partido contra los suecos este sábado, el seleccionador puede decidirse por una alineación más de ataque con un 4-3-3. Parece seguro que Marco Reus jugará desde el minuto uno, también Hector.

Una posibilidad son Neuer, Kimmich, Boateng, Hummels y Hector, Müller, Werner y Reus, Kroos, Özil y Gündogan. La polémica alrededor de Mesut Özil y Ilkay Gündogan por su posicionamiento político a favor de Recep Tayyip Erdogan, el presidente de Turquía, se mantiene.

“No queremos involucrarnos en esta discusión, pero pido respeto por los jugadores. Algunas críticas han estado muy subidas de tono”, comentó Bierhoff que ha asegurado que no existen conflictos internos dentro de la selección. Este domingo 24 de junio, Turquía celebra elecciones parlamentarias y presidenciales anticipadas.

NTX/I/OB/MMMM/RUSIA