Senado mexicano aprueba subir penas por portación ilegal de armas de Ejército

Senado de la RepúblicaMéxico, 16 dic (EFE).- El Senado mexicano aprobó  un dictamen que reforma el Código Penal Federal y la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos con el propósito de incrementar las penas para quienes porten de forma ilegal armas de uso exclusivo del Ejército.

“Aprobado con 89 votos a favor y uno en contra, el dictamen establece que se convertirán en delitos graves la portación de armas de uso exclusivo del Ejército y la posesión de cartuchos de alto calibre”, indicó el grupo parlamentario del conservador Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara Alta en un boletín.

El documento establece una política para combatir el crimen basada en incrementar el castigo “de los delitos de portación de armas de fuego sin permiso, licencia y sin registro, así como la portación y posesión de armas de fuego, explosivos y accesorios exclusivos del Ejército, Fuerza Área y Armada”.

El presidente de la Comisión de Justicia, el senador Fernando Yunes Márquez, aseguró que incrementar las penas por la portación ilegal de armas de uso exclusivo del Ejército es “una herramienta más de política anticrimen del Estado mexicano”.

Las reformas y adiciones que se proponen al Código Penal Federal y a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos tienen como objetivo consolidar un marco legal que propicie una defensa enérgica de la seguridad pública, agregó el legislador del PAN.

Explicó que la legislación vigente permite portar algunas armas “sin mayor consecuencia que una sanción administrativa”.

En ese sentido, dijo que “la deficiencia en la legislación vigente pone en riesgo bienes jurídicos tutelados por el Estado, como son la vida, la paz, la salud y la seguridad interior y nacional”.

El incremento de la pena debe ser proporcional a las condiciones actuales del país, consideró, para que ayuden a desincentivar la comisión de delitos con armas de fuego.

El legislador explicó que se establece que, además de castigarse con pena de prisión, los jueces podrán tener la facultad de incrementar la pena proporcionalmente a las circunstancias específicas de cada caso. EFE