Serían deportados 500 mil duranguenses

  • Por aplicación de políticas migratorias de Donald Trump

Por: Martha Medina

Actualmente se estima que más de un millón de duranguenses viven y trabajan en Estados Unidos de Norteamérica, de los cuales aproximadamente 500 mil podrían enfrentar el riesgo de ser deportados como resultado de las medidas migratorias anunciadas por el presidente de aquel país, Donald Trump, señaló Lorenia Valles Sampedro, directora de Asuntos Internacionales y Atención a Migrantes del gobierno estatal.

Al referirse a la situación en la que se encuentran actualmente los connacionales que residen en el vecino país del norte, la funcionaria manifestó que se vive un ambiente de incertidumbre, dudas y temor debido a las medidas de carácter migratorio que hasta el momento ha tomado el gobierno a iniciativa de Trump, quien desde su campaña para ocupar este cargo hizo pública su intención de actuar contra los migrantes.

Manifestó que tal como lo dio a conocer el gobernador del estado, José Rosas Aispuro Torres, ya iniciaron las acciones encaminadas a proporcionar acompañamiento y asistencia legal a los duranguenses que viven en aquel país, a través de las representaciones que tiene el gobierno de Durango en las ciudades de Los Ángeles y Chicago, con el propósito de vigilar que no se violenten sus derechos como resultado de las medidas de carácter migratorio que ya se aplican en esta nación.

Con respecto a la cantidad de duranguenses que podrían ser deportados hacia nuestro país, debido a que carecen de documentos aunque permanecen en Estados Unidos, la directora puntualizó que se estima que actualmente podrían ser 1.2 millones los que se encuentran en esa nación, de los cuales aproximadamente 500 mil podrían ser enviados de regreso a Durango, aunque aclaró que no se trata de una cifra precisa, porque la situación en la que se encuentran muchos connacionales, dificulta mucho contar con datos exactos al respecto.

Reconoció Lorenia Valles que se trata uno de los temas que más preocupa al gobierno del estado, debido a la cantidad de duranguenses que podrían ser repatriados y que necesitarán apoyo tanto al momento en que inicie este proceso en el vecino país del norte, como en su traslado y a su llegada a Durango.

Ante esta situación, manifestó que el gobierno del estado tiene preparada una serie de medidas para dar apoyo a estos duranguenses, que van desde atender la continuidad en la educación de niños y jóvenes, hasta contar con opciones laborales para estas personas y también esquemas de financiamiento para los que quieran iniciar una empresa en la entidad, aunque adelantó que para poder apoyarlos se requerirá la solidaridad tanto de los empresarios como de la población en general, así como del sector empresarial, para poder ayudar a quienes tengan que regresar a la entidad.