Seúl defiende que se sacó “lo máximo” de la cumbre entre Kim y Trump

Google News

Seúl, 20 jun (EFE).- La canciller surcoreana, Kang Kyung-wha, defendió hoy que de la histórica cumbre de Singapur entre EEUU y Corea del Norte se obtuvo “lo máximo” en cuanto al compromiso de Pyongyang para su desnuclearización.

“Buscábamos obtener lo máximo de la cumbre de Singapur, y al final esto es lo máximo. Trump consideró que la declaración era lo mejor posible”, afirmó Kang con respecto al documento que firmaron el presidente de EEUU y el líder norcoreano, Kim Jong-un.

En el texto ambos países acordaron que Washington garantizará la supervivencia del régimen y que Pyongyang se compromete a trabajar para su “completa desnuclearización”, aunque no se concretaron detalles sobre plazos o procedimientos, lo que ha llevado a muchos analistas a subrayar la vaguedad del resultado.

“La completa desnuclearización es el objetivo final. Los términos ‘verificable e irreversible’ (que Washington no logró incluir en el texto) son la metodología para lograr dicha meta y nuestra tarea ahora es ir deletreando poco a poco esa metodología hasta culminar el proceso”, dijo Kang en una rueda de prensa ofrecida en el Club de Corresponsales de Seúl.

Con respecto a la suspensión temporal de las maniobras militares conjuntas de Corea del Sur y EEUU anunciadas este martes, Kang quiso insistir en que se trata de “un gesto de buena voluntad para acelerar el diálogo” pero recordó que “no es irreversible” y que futuras decisiones dependerán de los gestos de Pyongyang.

El régimen ve en estas maniobras -que los aliados aseguran que son defensivas- una gran amenaza para su seguridad y normalmente denuncia que su verdadera naturaleza es la de un ensayo para invadir su territorio.

Con respecto a las acciones que Seúl prevé que Pyongyang lleve a cabo para responder a la cancelación de ejercicios militares, la canciller recordó que el régimen se ha comprometido a desmantelar un centro de pruebas para motores de misiles (aunque no ha especificado aún cuál de los tres que parece mantener operativos).

“Consideramos que esto (el desmantelamiento del centro de pruebas) va a tener lugar más pronto que tarde”, subrayó Kang.

La jefa de diplomacia dio a entender además que Washington no puso al corriente a Seúl sobre la cancelación de los ejercicios antes del anuncio de Trump, aunque defendió que la comunicación entre Corea del Sur y su aliado estadounidense “es más cercana y frecuente que nunca antes”.

“Es una práctica común el no revelar los pormenores de una relación diplomática, pero les puedo decir que (el secretario de Estado) Mike Pompeo me llamó inmediatamente después”, mencionó Kang.

La ministra recordó además que “no puedes llevar un guión preparado para estas reuniones”. EFE