Inicio > Noticias > Internacional > Sharif vuelve a la cárcel arropado por seguidores tras libertad bajo fianza

Sharif vuelve a la cárcel arropado por seguidores tras libertad bajo fianza

Islamabad, 8 may (EFE).- El ex primer ministro paquistaní Nawaz Sharif, condenado a siete años de prisión por un caso de corrupción, volvió esta madrugada a la cárcel tras seis semanas de libertad condicional por enfermedad, arropado por cientos de seguidores durante un trayecto que duró horas.

“Nawaz Sharif llegó a la cárcel acompañado de una manifestación hacia las 00.20 horas (19.20 GMT del martes)”, afirmó a Efe un funcionario de la prisión de Kot Lakhpat de la ciudad oriental de Lahore, Ahsan Ullah.

Según la fuente, las autoridades carcelarias acudieron a la residencia de Sharif para “llevárselo bajo custodia, pero se negó”.

El ex presidente tenía hasta el anochecer para alcanzar la prisión “pero no obedeció las órdenes” y llegó pasada la medianoche, explicó Ullah, antes de explicar que finalmente obtuvo un permiso especial para ingresar en la prisión más tarde de lo previsto.

El trayecto dejó imágenes de cientos de personas coreando eslóganes y lanzando pétalos de flores al coche en el que viajaban Sharif y su hija Maryam, igualmente condenada a siete años de cárcel en otro caso de corrupción.

Sharif agradeció el apoyo de sus “queridos seguidores de la Liga Musulmana de Pakistán (PML-N)” y afirmó que será “liberado de la oscura celda carcelaria gracias a sus plegarias”, en un vídeo compartido por su hija en Twitter.

“Necesitamos cuatro horas para llegar a Kot Lakhpat desde Raiwind, lo que normalmente toma 30 minutos”, dijo Maryam en Twitter.

El Tribunal Supremo paquistaní concedió el pasado 26 de marzo seis semanas de libertad bajo fianza por motivos médicos al ex primer ministro, condenado el pasado diciembre a siete años de cárcel y una multa de dos millones y medio de dólares por no explicar la propiedad de una fábrica de acero a nombre de uno de sus hijos.

En julio de 2018 ya había sido condenado en otro caso de corrupción a diez años de cárcel por la propiedad de cuatro pisos de lujo en Londres, y a siete años de prisión su hija, Maryam.

Sharif, de 69 años, fue inhabilitado en julio de 2017 por el Tribunal Supremo por no desvelar un sueldo que recibió de una empresa de un hijo, una irregularidad desvelada tras la publicación de los Papeles de Panamá.

Esos documentos revelaron que tres de los cuatro hijos de Sharif crearon compañías en las Islas Vírgenes británicas con las que controlaban propiedades en Londres, así como la existencia de la empresa Al-Azizia Steel Mills en Arabia Saudí y una compañía de inversiones en el Reino Unido. EFE

%d bloggers like this: