“Siete días de Grilla”

Arturo Díaz Medina advierte que el Gobierno del Estado empezará a recortar personal en sus diferentes dependencias. Aplicará el funcionario algo que no hizo ninguna de las administraciones pasadas.

Y, claro, no es por gusto. Las condiciones no están para menos, dado que el Gobierno Federal, con razón o sin ella, sigue recortando los recursos para la entidad no obstante tratarse de fondos debidamente autorizados por los diputados.

No dice el funcionario dónde se aplicará primero la guillotina, como para no despertar nerviosismo y distracción en los empleados, pero… lo más lamentable, que se hará y pronto.

Reveló el secretario de Finanzas que se tienen estudios diversos en los que se precisa dónde y en qué áreas hay personal de más, que puede recortarse sin que se afecten los programas de beneficio social.

Es la austeridad republicana impuesta por Andrés Manuel López Obrador, que ha de hacerse por necesidad, por salud de nuestra economía.

Y claro, así como se afectará el gasto en diversos programas, deberá alcanzar hasta actividades no prioritarias.

Si no llueve pronto en Durango tenemos que empezar a rezar, porque con la sequía vendrían muchas otras calamidades, peores que la violencia.

Los servicios meteorológicos no ven la pronta generalización de las lluvias y lo advierten para que tomemos medidas, pero… ¿qué podemos hacer ante la naturaleza?

Lo lamentamos, sí, pero de ahí no va a pasar.

No obstante, dicen los que saben, estamos en el parteaguas, o llegan las lluvias o llega la sequía, y pues… es la incertidumbre lo que trae de cabeza a más de uno.

Roguemos a Dios para que ese panorama adverso pase pronto y esos nubarrones que aparecen todos los días en el espacio aéreo duranguense sirvan, que nos dejen la lluvia que está faltando para los cultivos.

No es la circunstancia, sin embargo, como para empezar a tomar edificios, carreteras y ocupar la plaza pública. Hay que esperar, aunque los cultivos no esperen, no queda de otra.

Felipe Calderón llegó a la Presidencia de México por el despojo que se hizo en 2006 a Andrés Manuel López Obrador. El michoacano fue el beneficiario del fraude aquella vez.

O sea, para que no nos confundamos ni dejemos que nos confundan: Fue presidente gracias a la decisión de Elba Esther Gordillo y otros, priistas y panistas, para impedir que AMLO llegara al cargo.

Ayer, el entonces candidato del PRI, Roberto Madrazo, en un ejercicio de sinceridad, reconoció que “López Obrador iba adelante en mis conteos…”.

Luego, por si hubiera alguna duda, el presidente del entonces Instituto del Fraude Electoral (IFE) Luis Carlos Ugalde, dijo un día: “Si me quitan del IFE se confirmará que hubo fraude…”. Lo quitaron a los tres o cuatro días, aunque… se dice que le untaron y bien la mano para que ya no fuera despotricando.

El fraude, sin embargo, lo conocieron casi todos los mexicanos. No se diga los periodistas y los políticos, de modo que es más sorpresa que ahora Fecal trate de defenderse diciendo que es incorrecta la apreciación de AMLO sobre el fraude. Existió, claro que existió, que no le haga al tío Lolo.

No es correcto el perdón que está dispensando Andrés Manuel López Obrador a Enrique Peña Nieto y su pandilla, pero encima seguimos creyendo en la Cuarta Transformación.

Andrés Manuel es humano y por tanto susceptible de fallar, pero así como se equivoca con Peña Nieto, dado que se asegura que el saqueo que encabezó supera y por mucho las linduras de Carlos Salinas de Gortari y su familia, aún hay esperanzas en que enderece el rumbo de la nación.

O nosotros seguimos confiando en el tabasqueño que, ha de ser propio de quien de pronto asume el control de paquete tan grande como es la patria, y que no estaba preparado para ello, a pesar de que llevaba 18 años buscando la primera magistratura.

Es válido, por tanto, que se siga equivocando, puesto que nadie es perfecto, y menos él, por muy buenas intenciones que tenga para su gobierno.

Si llegan a detener o de menos a someter a proceso a Rosario Robles, muchos priistas y hasta no priistas distinguidos allá y acá pudiesen resultar inmiscuidos en los distintos cargos multimillonarios que le hacen a la Chayo.

Se dijo siempre que Rosario encabezó no uno, ni dos, sino muchos episodios de verdaderos y escandalosos saqueos en los que por lo general dispuso del dinero que, originalmente, estaba destinado a los pobres.

Según recuentos cuando fue secretaria de desarrollo social Rosario desvió enormes cantidades de dinero para empresas inexistentes. Extrajo los recursos, en paquetes completos de no menos programas para ayudar a los fregados, de modo que no es menor lo que se le acusa.

Se dice que con su autorización se “lavaron” miles de millones de pesos que se enviaban a los estados, dizque para aplicarlos en distintos programas de ayuda social, pero que iban a parar a las cuentas de Rosario y de otros incluyendo al PRI.

Y el más visible escándalo que involucra a Durango, el de “La Estafa Maestra”, dice que se lavaron cientos de millones de pesos, es decir, que se robaron enormes fortunas fingiendo repartirlas entre las universidades del país, entre ellas la UJED. Aunque, hay la idea de que nuestra entidad participó en otros grandes saqueos de los dineros públicos, pero se confirmará más adelante.

El entonces rector, Óscar Erasmo Návar, más de una vez aceptó haber firmado documentos en los que aceptó haber recibido distintas cantidades de dinero a cambio de ciertos programas que no existieron, existieron solo en papeles, pero ese era el chiste, hacer como que se entregaban a las universidades, pero las instituciones educativas se prestaron para “lavar” ese dineral, tomaban su parte y regresaban la otra al PRI o a distintas entidades públicas que les era indicado.

O sea que… para no extendernos ni agarrarle grano, chica les viene no nada más a Rosario, sino a Óscar Erasmo y todos aquellos que plasmaron su firma para fingir el manejo honesto de los recursos.

Murió finalmente César Andrade Mendoza, de 26 años de edad y domiciliado en la colonia Ampliación PRI, atropellado por un automovilista desconocido el pasado 27 del mes en la colonia Maderera.

César fue atropellado de forma brutal por el conductor de otro automóvil que, cometida su irregularidad, se dio a la fuga, abandonando a su suerte a la víctima, quizá por lo que finalmente falleció, puesto que no fue atendido de forma pronta.

La policía tiene datos respecto del responsable del atropellamiento. Tiene elementos suficientes para dar con el culpable y someterlo a juicio, lo que esperan lograr pronto.

El caso, por desgracia, es uno más de los muchos que han sucedido en los últimos meses y en los que termina su vida un motociclista, pero ni eso sirve a muchos que conducen motocicleta para extremar precauciones.

Nada que, tras bambalinas, se asegura que el supuesto matador de Dafne Gómez Vargas es una verdadera fichita que incluso considera uno o varios ingresos al penal y hasta una golpiza que le obsequió a su propia madre.

No podemos mencionar su nombre. La ley nos lo prohíbe, pues está sujeto a proceso y se halla en el curso de las investigaciones que pudieran arrojarlo como culpable, pero eso es responsabilidad de un juez.

Es que, muchos lectores están preguntando en redes sociales por qué no se menciona su nombre. Y hasta dicen que “ya resolvió todo, ya repartió dinero entre los medios…”.

No se menciona su nombre porque no ha sido declarado culpable por un juez. Si lo hacemos podemos motivar incluso su liberación. Eso debe entenderlo la gente, aunque para muchos el muchacho merezca hasta el fusilamiento.

El espinoso asunto, sea o no feminicidio, tiene ocupadas a las autoridades, puesto que por un lado deben proteger la privacidad de los datos del supuesto homicida, y por el otro, dar cumplimiento preciso al delito cometido por el detenido o por quien haya sido.

Alguien protestó de manera rabiosa por la actuación de Ramón Ayala y sus Bravos del Norte, quejándose sobre todo “porque ya no canta…”, pero… su espectáculo no es por el canto, sino por el acordeón, ¿o no?

El regio tiene más de cincuenta años en el mundo de la farándula y, ni que fuera Chabelo para seguir cantando como cuando era niño. Es entendible que ya no cante.

La del “Rey del Acordeón” es la misma circunstancia que viven ahora José José, Vicente Fernández y otros como Juan Gabriel antes de su muerte. Si no son de hule, como para mantenerse como cuando empezaron.

El de Ramón Ayala es un gran espectáculo y merece subrayarse en cualquier circunstancia, puesto que son contados con los dedos de las manos los artistas que siguen como en sus inicios, no manchen. Agradecidos debíamos estar que todavía está con nosotros.

Es más, con decirles que hasta Luis Miguel ha tenido que abandonar muchos conciertos por falta de voz. No obstante la juventud de Luismi, se ha visto obligado a terminar abruptamente más de una presentación, y eso lo seguiremos viendo con ellos y con otros. No nos asustemos, son los efectos del tiempo, nada más.

México tuvo agridulce actuación ayer en los Panamericanos de Lima en la prueba de velocidad de ciclismo, dado que se ganó la de oro en femenil, pero se perdió y de qué manera la de bronce varonil.

El tercer lugar en varonil se perdió por garrafal falla de un auxiliar del equipo mexicano que no soltó a tiempo al competidor y le hizo perder segundos vitales en los que pudieron quedarse con el bronce. México era superior a Brasil, pero se quedó con las ganas y, lo peor, que perdió sin saltar a la competencia.

Bienvenida la de oro en femenil, pero… esa falla del tercero no debio suceder contra el equipo varonil. La regla no debía permitir que por un error extradeportivo un equipo vea diluirse su posibilidad de medalla.

Ojalá que en los eventos de bienvenida a los nuevos estudiantes de la Universidad Juárez del Estado de Durango le aclaren a los muchachos que muchos de sus “maestros” son unos vagos ahora entretenidos en la cátedra.

Tanto la UJED en su conjunto como las distintas escuelas han celebrado reuniones de bienvenida a los nuevos alumnos, pero… por ahí saltará la liebre cuando se enteren de la capacidad de muchos de sus maestros.

Sí, muchos “catedráticos” llegaron a maestros valiéndose de distintas triquiñuelas, no por su capacidad.

En un estricto plan justiciero para las nuevas generaciones debía hacerse un esculque generalizado para conocer la capacidad del “maestro” y dejar a los que tienen elementos, pero echar a los que nunca pasaron de vagos.

Se afirma que el municipio de Durango está quebrado, y que la única manera de salir bien librado sería con una manita extraordinaria del gobierno estatal, pero… si el gobierno no resuelve sus pobrezas, ¿resolverá las de otros?

Ahora, siguiendo con el quebranto, que se nos diga cómo está el asunto, pues ese supuesto no existía durante las campañas políticas pasadas. Entonces era una bonanza que… ¿cómo o dónde se perdió?

Ojalá que José Ramón Enríquez pueda rendir buenas cuentas, precisamente ahora que ha empezado la entrega-recepción, porque de no ser así de una vez tendrá que irse bajando de la boleta del 2022.

Obviamente, eso de las “fotomultas” es una decisión desesperada por ver cómo se le agencian a la hacienda municipal algunos recursos extraordinarios. Ya le buscaron por el lado de la “invitación” a todos y cada uno de los contribuyentes para que se pongan a mano con el predial, pero… lo más probable es que dicha nueva multa también cause baja en unos veinte o treinta días más. ¡Van a ver…!!!

No es que uno sea mal pensado pero es bastante sospechosa la inusitada actividad por parte de elementos de Vialidad.

Esto porque de buenas a primeras y en lo que parece algo que solo persigue fines recaudatorios y hasta todavía desquite por el descalabro electoral de “Joserra” contra la ciudadanía, en calles, bulevares y avenidas de la ciudad puede verse la misteriosa y numerosa presencia de patrullas haciendo rondines.

Hasta aquí no parecería nada extraño, pero es de pensar que en casi toda la administración los policías brillaron por su ausencia, no se sabía nada de operativos contra autos polarizados, motociclistas, chocolatos, etc., y ahora aparecen hasta en la sopa.

Desde las elecciones tal parece que hay orden de parar a todos y por todo, hasta por traer sucio el vehículo, no se está en contra de que se deba respetar el reglamento, que los conductores deban portar sus documentos y los motociclistas traer casco y demás, lo raro es que hagan todo esto antes de que les den las “gracias”.

Se sabe que estas “revisiones de rutina” son pretexto para de ahí agarrarse y multar por falta de licencia, de tarjeta de circulación, de casco, placas, fe de bautismo y hasta cartilla de vacunación.

De los retenes antialcohol ni se diga, pues con los festejos de la ciudad la tienen facilita y sin batallar, ya que se colocan afuera de las instalaciones de la Feria literalmente a la “caza” de conductores, pues saben que todos, sino es que la mayoría, vienen con unas copitas de más, aunque con ello se tiene el objetivo de prevenir o evitar el riesgo de accidentes los elementos saben que de ahí pueden sacar para las cocas, el menudo, cumplir con la tarifa y párele de contar.

Hace tan solo un par de meses al aún alcalde capitalino José Ramón Enríquez se le veía prácticamente hasta en la sopa, los ciudadanos tenían que estar soportando ver su imagen una y otra vez en prácticamente toda la ciudad.

Sin embargo, hoy en día parece que su labor al frente del Municipio le ha dejado de importar, pues desde antes de que iniciara el periodo vacacional las participaciones o apariciones que tenía fueron mínimas, incluso se le notaba cansado y sin ganas.

Tal parece que la entrega-recepción es un tema que no le preocupa en lo más mínimo, lo cual es un error, porque son conocidas públicamente las múltiples irregularidades que cometió durante su fallida campaña a la reelección, además ni regidores, ni directores de las dependencias saben dónde se encuentra el otrora alcalde feliz.