“Siete días de Grilla”

“No dejaron piedra sin labrar…en el gobierno de Enrique Peña Nieto”, dijo el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto Castillo, para ilustrar la clase de raterías perpetradas.

No le falta razón a aquellos que aseguran que el gobierno de Peña fue la administración más indecente de la historia.

Y lo mismo que hicieron allá, lo aplicaron acá, o cómo entender los más de 2,000 amparos tramitados por los exfuncionarios del pasado gobierno.

Los recortes que está proponiendo la Secretaría de Hacienda son obligados.  El saqueo estuvo bestial en donde los ladrones hasta chocaban entre ellos para llevarse lo más posible. En Servicios Públicos del Municipio los que se fueron se llevaron hasta las escobas y los baldes para el trapeador.

Y, lo que parece más lamentable, que los casos que van saltando por ahí sobre las contundentes sospechas, pronto las perdona el presidente Andrés Manuel López Obrador.

No está cumpliendo el jefe de la nación con su oferta de campaña de perseguir a los ladrones.

Es más, ni siquiera hay que perseguirlos o buscarlos.  Se farolean todos los días delante de uno, para no hacerla larga.

Manuel Espino, algunos apuestan que será el próximo súper delegado en Durango, ha sido un actor importante en los últimos procesos electorales en la entidad.  Entre sus linduras está la “victoria” de Jorge Herrera sobre José Aispuro.

Espino hasta este día es el secretario de gobierno  en el municipio de Naucalpan, estado de México, pero renunciará, o ya renunció, según díceres, para regresar a su tierra por la puerta grande.

Espino tendrá la oportunidad de volver a atravesarse al doctor Aispuro, aunque ahora desde el gobierno federal.  Veremos con qué talante llega al cargo o si volverá a guillotinar al mandatario estatal.

Ya se temen problemas serios para Durango en la confección del Presupuesto de Egresos de la Federación para el año 2020.  Veremos hasta dónde Manuel es componer la plana o de darle la puntilla a su estado y a sus paisanos.

El Meteorológico de Durango informa que se preven pocos cambios en en la temperatura para las próximas 24 horas, por lo que es de esperarse un alto riesgo de lluvias para mañana a la hora del grito de independencia.

No es seguro que haya precipitaciones, pero para no fallarle, mejor prevenirnos y evitar un gran chapuzón mañana por la noche durante la fiesta más grande para nuestro país.

Este domingo a nivel nacional tocará por primera vez al presidente Andrés Manuel López Obrador presidir la ceremonia en el 209 aniversario de la independencia de México. Aquí, el gobernador José Aispuro tendrá a su cargo la arenga con la que habrá de recordarse la enorme gesta heroica que enmarcará la celebración más grande de México, que incluso se celebra con igual o más fervor en los Estados Unidos, la mayoría empujados por el recuerdo y sobre todo, la melancolía de estar tan lejos de su patria.

Insistimos, es posible que llueva mañana por la noche a la hora del grito.  Preferible prevenirnos y evitar el remojón.

Están tan mal las cosas económicas en el gobierno del estado que, de no enderezarse el barco, la administración tendrá que empezar a desahacerse de cosas no prioritarias como uno de los helicópteros.

Y si se vende uno de los dos aparatos propiedad del gobierno del estado, lo más probable es que luego tengan que venderse las avionetas, y terminar con el jet que, al cabo que ni sirve, o no se usa como debiera.

No le queda de otra a la administración estatal que empezar a ajustarse el cinturón, pero en serio, no como propaganda que se usa y mucho para engañar a las masas.

Eficientar los recursos, piden los diputados al gobierno estatal, y, justamente, eso es lo que se pretende con la venta del helicóptero, pero será necesario tomar otras medidas, aunque sean dolorosas.

Los recortes de más de tres mil millones de pesos que ha aplicado el gobierno federal y los casi mil millones menos que se contemplan para el año venidero obligan hacer eso, y quién sabe cuánto más.

Personal de Obras Públicas del Municipio descubrió que las oprobiosas, opacas y estorbosas letras del Te Quiero Feliz servirán para hacer algunos basureros públicos.

La noche del miércoles empezaron a ser desmantelados los armatostes esos y, quizá la próxima semana estarán totalmente fuera de circulación.

La noche que se empezaron a tumbar los letreros la gente empezó a dar ideas sobre cómo aprovechar los materiales férreos con que e hicieron y, al final, parece que la conclusión más correcta será el de los contenedores de basura.

Se retiraron los letreros, explicó el jefe de Obras Públicas, Rodrigo Mijares, en virtud de haber sido una de las principales exigencia de los ciudadanos al alcalde Jorge Salum durante la campaña.

Retirarlos no fue capricho del jefe de la comuna, sino petición insistente y sentida de la ciudadanía. Ya nada más falta el restaurante ecológico del Parque Sahuatoba.

Hay regidores que de manera absurda salen a defender las letras de  “Durango te quiero feliz”, que porque según ellos le dieron identidad a Durango y formaron parte de un atractivo que generaba hasta turismo.

Este tipo de declaraciones rayan en lo irracional y en lo absurdo, pues incluso lo marcan como una obra significativa del exalcalde José Ramón Enríquez. Tal es el caso del regidor Gerardo Rodríguez, quien dijo es un abuso y revanchismo político lo que está haciendo Jorge Salum, pues sin tomarlos en cuenta quitaron las letras de varios puntos.

Por si fuera poco el mismo regidor, siguiendo en este tenor de lo irracional, mencionó que estará vigilante, incluso de madrugada, para evitar que se quite el restaurante del Sahuatoba, ya que es otro proyecto que dejó el “doc” a favor de las familias duranguenses. Es claro que este señor está empecinado en defender lo indefendible.

Terminó por fin la estorbosa protesta de Gonzalo al plantar frente al Centro de Convenciones a varios salones de clase de los CADI, prácticamente a la intemperie, aun cuando no les han cumplido su exigencia.

No les han pagado desde hace 8 o 9 quincenas y en el supuesto no se retirarían hasta que les fueran liquidadas, aunque existe una promesa del secretario de educación Rubén Calderón de pagarles una vez que se regularicen.

Funcionó el plantón un poquito, pues de menos obtuvieron la promesa de pago, cuando el propio funcionario había dicho que no se pagaría en virtud de la circular emitida por el gobierno federal para que no se pague directamente a los líderes.

La cuestión es que ayer por la tarde los inconfores levantaron su plantón y el lunes regresarán a clases a sus lugares de origen esperando que a la brevedad les liquiden el atraso.

Por cierto, andan circulando en internet fotografías de la protesta, pero ahora contra Gonzalo, pues aseguran que es él quien se ha robado el dinero. Ya las vieron?

No pocos funcionarios del gobierno de José Ramón Enríquez sostuvieron en la nómina durante buen tiempo a sus queridos, queridas, hijos, hijas, etc, etc., y quieren seguir cobrando como si nada hubiera pasado.

Están ya señalados por el dedo justiciero, pero la desfachatez en que se encuentran les ha abierto la posibilidad de una demanda laboral que tendrían infinidad de posibilidade de ganar, con la punta de corruptos que regentean la Junta de Conciliación.

No obstante, el alcalde Jorge Salum del Palacio ha ordenado que todas esas personas en nómina de reciente inclusión, sean pasadas por las armas. Bueno, no tanto, sino que se les mantenga al margen de los pagos hasta que no se aclare el “trabajo” que hacían antes del cambio.

O sea que, no fue suficiente el saqueo perpetrado contra la mayoría de las oficinas municipales, sino que maniobraron las nóminas para dejar a sus queridos y queridas, los hijos propios y los de ellos y por lo que se ve, pretenden dejarlos ahí para siempre.

Algo pasó en el camino pero lo cierto es que la oferta del presidente Andrés Manuel López Obrador de que “Durango va a recibir recursos como nunca”, se está cumpliendo, pero al revés.

Hace tres semanas, cuando visitó Guadalupe Vitoria el jefe de la nación anunció a los cuatro vientos que nuestra entidad recibiría el dinero que no había recibido nunca.

Una de dos, el mandatario ni idea tenía de cómo se diseñaba el Presupuesto de Egresos 2020, o la realidad terminó por obligarlo a autorizar un proyecto que habrá de sacrificar y mucho el crecimiento económico de las 32 entidades de la República.

Lo cierto es que, vienen tiempos difíciles en los que los pobres, los de en medio hasta los de arriba se las verán negras para sobrevivir. La vida se complicará para todos.

Y, en el fondo, yo no voté por esto que viene. Yo voté por el desarrollo de Durango y de México, y no habrá desarrollo para nadie.

Sigue la situación económica complicada tanto a nivel estatal como nacional, debido en gran parte a la falta de inversión federal en programas y obra pública, en una situación que ya es considerada por algunos especialistas como un fuerte subejercicio de recursos por parte del Gobierno de la República, a lo cual se suma una serie de factores que complican más las cosas, como el panorama económico que se presenta a nivel internacional.

Mientras las entidades del país se ven afectadas por las condiciones climáticas que se registran actualmente y que van desde las intensas lluvias que ya causan afectaciones en algunos estados, hasta la escasez de agua que se vive en otros como Durango, para crear un panorama muy complejo, preocupante y desalentador en muchos aspectos.

Aunque todo parece indicar que esta circunstancia es observada solamente por algunos analistas, actores políticos y por los ciudadanos que somos afectados directamente por todos estos factores, pues todo indica que el gobierno federal no se entera todavía de la realidad que se presenta en todo el país y aunque anuncia que en breve se liberarán los recursos que hasta el momento permanecen casi intactos, también aplica medidas contradictorias como aumentar el impuesto que se paga por los combustibles, el IEPS.

Aunque se trata de un incremento de algunas décimas, tendrá efectos en la economía en general y no solamente en el caso de quienes tienen un vehículo, como lo indican algunos analistas que al parecer tienen una visión muy limitada sobre las consecuencias de estas medidas, pues tales porcentajes mínimos se reflejarán en todos los productos de consumo generalizado, ya que todos se tienen que transportar desde los centros donde se fabrican hasta los puntos de venta y el costo que ello implica se reflejará en el precio al consumidor.

Ante esta situación, cabe recordar una frase de la sabiduría popular en voz de las abuelas: “Ven la tempestad y no se hincan”, que bien se puede aplicar al gobierno de la República.

Son demasiadas y frecuentes las fallas de los elevadores, tanto de los pasos superiores de la ciudad como del Teleférico. Ojalá que alguien evalúe el descrédito que le deja a Durango el funcionamiento de esos aparatos.

Y es que, en su mayoría, los elevadores son usados por turistas, paseantes de otras partes del país o del extranjero, por qué seguir exponiendose a que siga quedando gente atrapada en ellos?

No quisieramos imaginar las pestes que se van echando las personas que viven esa lamentable experiencia.  Ya, que los arreglen, o de plano que cancelen su servicio, antes que Durango se quede sin visitantes.

Obviamente, para la reparación se requiere dinero que, hay, existe, lo han producido los mismos visitantantes, por qué tirarlos a su suerte y que sigan dando lástimas?

O ¿dónde quedan esos recursos que, seguramente no son ni dos ni tres pesos, digo…?

Sí, las familias desplazadas de sus poblados en el sur de la entidad, no se están yendo por amenazas directas de la delincuencia, sino por los efectos de su presencia, pues ya no reciben bienes ni servicios, ya no pueden vivir así.

Los proveedores de alimentos, refrescos y otras bebidas, así como diversos servicios propios del hogar, ya no van hacia allá por los asaltos a que son sometidos de manera constante.  Ya no es negocio hacer tan largos desplazamientos.

No obstante, como sea el origen del problema, es por sí solo lamentable, puesto que confirma que la presencia policial en las carreteras no sirve de nada.

Lamentabamos lo que ocurre en el sur de la entidad, cuando salta la liebre en el norte, o mejor dicho en Rodeo, donde la gente se queja de que el municipio está convertido en una auténtica tierra sin ley.  Aunque, lo recordamos como si fuera ahora, en tiempos de Armando del Castillo Franco ya se le hacían esos señalamientos y, nunca pasó de las buenas intenciones de pacificar la región.

Los desplazados y la queja de Rodeo aparecieron en el peor momento, justo cuando los funcionarios estatales hacen la glosa del tercer informe ante los diputados.  Sea como hayga (palabra inventada por el espurio Felipe Calderón) sido las personas esas vinieron a ponerle mocos al atole, cuando estaban luciendose los glosadores.

Y para los que estaban con el pendiente sobre el Torneo Nacional de Campeones de Futbol, les diremos que la organización avanza más que bien. Ya se han inscrito 5 equipos foráneos y unos 13 locales.

Se pretende un total de 32 equipos, como se ha hecho en los últimos certamenes del Gran Torneo de Campeones de “Año Nuevo”, esperando que la mitad vengan de fuera y la otra mitad de locales, para que la competencia sea más interesante.

El Torneo Nacional de Campeones, hay que recordarle a quienes no les suena el dato, es conmemorativo por el 50 anivesario precisamente del Gran Torneo de Campeones organizado por el Club Deportivo Maderera.

O sea, para no extendernos, el gran torneo nacional de campeones avanza, y avanza con una participación por encima de lo que se había previsto, y para el tiempo que le resta a la convocatoria, quizá se tenga una actución foránea superior a lo estimado.